Los elementos del coche que desaparecerán dentro de muy poco

Como todo en esta vida, las cosas nacen, evolucionan y mueren. Y el mundo del automóvil no es menos. Te contamos qué desaparecerá dentro de muy poco.

Los elementos del coche que desaparecerán dentro de muy poco
Los elementos del coche que desaparecerán dentro de muy poco

“Nada permanece, todo se desvanece…" Lo cantaba Loquillo en Cruzando el Paraíso y no le faltaba razón. Nos guste o no, todo en esta vida nace, cambia, evoluciona y, al final, muere. Y si hablamos de coches no es muy distinto. A lo largo de la historia hemos visto desparecer tecnologías o importantes renovaciones… pero a corto plazo se prevén grandes cambios, provocados en su mayoría por la oleada de avances tecnológicos que está recibiendo el mundo del automóvil en los últimos años.

Como decimos, hay algunos elementos de nuestro vehículo que por la propia evolución de la tecnología o del diseño acabaremos diciendo adiós. Por ejemplo, uno de los más claros es la palanca de cambios. El aumento de los cambios automáticos parece imparable, más si tenemos en cuenta los pasos que se están dando por electrificar los vehículos y un futuro de cero emisiones contaminantes. Si esto sigue así, tarde o temprano diremos adiós a las palancas de cambios.

También relacionado con la electrificación de los coches, hay algo que todo indica que acabará desapareciendo y, personalmente, estoy muy contento de que así sea. Cuando nos acostumbremos a que un coche no haga ruido podremos decir adiós definitivamente a los sonidos falsos de ruido de motor.

Puede que algunos de nuestros lectores no estén familiarizados con este detalle o simplemente lo han pasado por alto pero algunos híbrido simulan (normalmente con desastroso resultado) el sonido de un motor a través de sus altavoces. ¿Qué sentido tiene esto? Disfrutar en la carretera puede pasar por escuchar un buen V8, pero como la gran mayoría de la población asume que nunca conducirá uno, también mostrarán su disconformidad con un sonido artificial que, precisamente, va en contra de una de las ventajas de los coches eléctricos, que no hacen ruido.

Los elementos del coche que desaparecerán dentro de muy poco

La generalicación de los cambios automáticos ponen fecha de caducidad a la palanca

Y otro de los elementos que acabarán por desaparecer serán los frenos de mano mecánicos. Poco a poco se van imponiendo los frenos de mano eléctricos y, guste o no a los más puristas, a la mayor parte de la población les resulta más cómodos que tirar de la palanca. Además, estéticamente también es un elemento de diseño que a las marcas les gusta esconder y que no sea tan llamativo como un freno de mano clásico.

Por último, nos hemos dejado algo a más largo plazo. Porque todo indica que no será hoy o mañana, pero para el día a día acabaremos diciendo adiós a las llaves en favor del teléfono móvil. Algunos coches ya incorporan apertura del mismo con el teléfono y en un mundo donde cada vez guardamos más funcionalidades en nuestros aparatos, parece evidente que las llaves se guardarán en casa para una posible emergencia.