Los controles de alcoholemia irán ''a pillar''

Hoy, justo en el Día sin alcohol, se conocen nuevas medidas para acabar con los conductores ebrios. En Cataluña anuncian que dejarán a un lado los controles de alcoholemia aleatorios: a partir de ahora, irán a “pillar".

Trabajos sociales en vez de cárcel para los conductores ebrios
Trabajos sociales en vez de cárcel para los conductores ebrios

El alcohol está presente en casi la mitad de los accidentes. Si obedecemos las estadísticas del Instituto de Toxicología, sólo el año pasado causó la muerte al 30,9 por ciento de las personas que fallecieron en nuestras carreteras. Hay que decir “basta" y no sólo hoy, Día sin alcohol. Incluso la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) reclama el “consumo cero" todos los días del año entre los colectivos de riesgo, encabezados –cómo no- por los conductores. ¿Y cómo lograrlo? En Cataluña, apostarán por la vigilancia. El Servei Català de Tránsit (SCT) ha anunciado que, a partir de ahora, los controles de alcoholemia no se harán de forma aleatoria, como venía ocurriendo. Han decidido que es hora de “pillar" a los conductores bebidos. Tránsit reforzará los controles en las franjas horarias, en los días y en las zonas donde saben que pueden localizar a muchos automovilistas que den positivo. Aseguran que no pretenden recaudar, ni sancionar porque sí, sino que quieren “apartar de la circulación a todo conductor que implique un riesgo para el resto de usuarios". Son conscientes de que, con esta medida, las estadísticas empeorarán considerablemente. Y eso que ahora no son nada esperanzadoras: según sus datos, el tres por ciento de los automovilistas conduce con unos niveles de alcohol no permitidos. Las zonas de ocio nocturno serán sus principales focos de atención, pero también perseguirán a aquellos que, después de comer sin renunciar al vino, se ponen al volante. De hecho, ése es el patrón más peligroso. El Instituto Nacional de Toxicología desmiente que sean los jóvenes los conductores que más beben. Las mayores alcoholemias se registran entre automovilistas de 31 a 40 años, seguidos del grupo que ronda los 50 años. Hoy se realizan en casi todas las ciudades de nuestro país campañas de concienciación. Habrá juegos, exposiciones, ponencias... Entre todas estas actividades, nos ha llamado la atención la iniciada por el Instituto de la Juventut en Cataluña. Repartirán pulseras de colores, imitando las que el ciclista Lance Amstrong ha popularizado para luchar contra el cáncer. Esta vez, el lema será “Conducir i Alcohol NO!", en lugar del “LiveStrom" que luce el pentacampeón del Tour.Si erradicamos el alcohol de nuestras carreteras, todos ganamos. Pero, además, ser conductor y no beber tiene más ventajas:

Seguros más baratos. Línea Directa ofrece un seguro más ventajoso para jóvenes que no beban. La póliza va dirigida a conductores entre 18 y 25 años. Éstos se deben comprometer mediante un contrato a no hacer uso de su coche entre las 12 de la noche y las seis de la mañana y a no beber alcohol. Sin embargo, se beneficiarán de un precio reducido en el seguro y de descuentos de hasta el 50 por ciento.

Regalos. La Fundación Alcohol y Sociedad también quiere premiar a los conductores que no beban. Realiza jornadas en zonas de ocio y reparte regalos, refrescos e incluso gasolina gratis a aquellos que pasen sus controles de alcoholemia.