Los concesionarios piden una normativa específica para el sector

Las incógnitas en el sector de la distribución del automóvil ante las nuevas normativas europeas se trataron esta mañana, jueves 22, en la Jornada Profesional "El Vehículo de Ocasión: Distribución, Garantías y Estructuras".

Los profesionales del sector de la distribución del automóvil se dieron cita en Madrid, dentro de las actividades realizadas en el IV Salón del Vehículo de Ocasión. A lo largo de la jornada, organizada por Ganvam, ATISAE Consultores e IFEMA, se puso de manifiesto la intranquilidad en el sector ante las nuevas normativas europeas.
Hasta ahora el sector se encontraba protegido de la libre competencia vigente en la Unión por la llamada "Exención en Bloque". Esta exención, aplicada desde 1985 en toda la Unión Europea, establecía una serie de limitaciones en la comercialización de vehículos, como el establecimiento de un territorio de actuación de cada concesionario. La llegada de Internet, las presiones de consumidores y los abundantes abusos por parte de los fabricantes hacia los concesionarios hacen que la Comisión Europea propugne otro reglamento para el sector. El actual reglamento en España estará vigente hasta el 30 de septiembre del 2002.

Juan Antonio Sánchez Torres, presidente del Ganvam, está satisfecho con el reglamento actual y se muestra totalmente contrario a una libertad absoluta del mercado, "de producirse esto se iría al traste con todo el sistema actual de concesiones, los consumidores comprarían y repararían sus vehículos en supermercados o similares". Sánchez Torres entiende que el único punto de partida actual y realista puede ser una "exención en bloque distinta de la actual". Asimismo, exige una normativa específica, debido a las características diferenciales del Sector de Automoción, "las combinaciones de los servicios de venta y posventa son los más favorables al usuario, la conexión estrecha entre el fabricante y el distribuidor facilita la recepción inmediata de los avances tecnológicos en el sector postventa".
El presidente del Comité Europeo para el Comercio de Vehículos a Motor y Reparaciones (CECRA), David Evans, considera las restricciones actuales como irremplazables y destaca el esfuerzo económico realizado por los concesionarios. Evans critica las obligaciones que imponen los fabricantes a los vendedores y exige una protección real, "los vendedores deberían tener libertad para llevar sus negocios, ellos saben lo que tienen que hacer".
Otro de los temas, la entrada en vigor de la Directiva 1999/44/CE de la Unión Europea, también es foco de preocupación en el sector. Esta directiva, que trata determinados aspectos de la venta y las garantías de los bienes de consumo, entrará en vigor en 2002. Al no diferenciar entre vehículos nuevos y usados e imponer una garantía mínima de un año, F. Javier Escrihuela destacó su inoportunidad en el sector. El letrado de Ganvam considera que el mundo del automóvil se encuentra muy presionado y expresó su deseo de que "la Directiva excluyese a los vehículos usados".
Por último, Roby R. Said , director de ATISAE Consultores, habló sobre las políticas de calidad en el vehículo usado destacando que "la exigencia de calidad se va incrementando con el paso del tiempo y que las normas de calidad se van globalizando". También insistió en que "hay que ampliar el concepto de calidad en el producto al de calidad en todo el proceso". La forma de conseguir esta calidad y fidelizar al cliente fue explicada por Juan Angel Manso, también perteneciente a ATISAE Consultores.