Los concesionarios mantienen su oposición a la nueva distribución

Los concesionarios continúan con su labor opositora a la desaparición del actual reglamento europeo de distribución de vehículos, que será definitivamente derogado el próximo 2 de octubre.

En unas jornadas técnicas, celebradas en el transcurso de la Feria del Automóvil de Valencia, el presidente del Comité Europeo del Comercio y la Reparación de Vehículos (CECRA), Jurgen Creutzig, ha solicitado su prórroga más allá de la fecha límite anunciada, aunque ha admitido actualizaciones convenientes.

Creutzig ha señalado que la normativa vigente es positiva y por tanto debe prorrogarse "con algunos cambios y las adaptaciones necesarias a las actuales y futuras exigencias".

Establecida en 1995, la norma que regula la distribución europea está basada en un sistema selectivo. El temor de las organizaciones sectoriales radica en que, con su sustitución por un sistema de libertad de competencia absoluta, "los concesionarios más pequeños desaparecerán". Según el propio Cruetzig se producirá una competencia desleal, ya que su vencimiento permitirá la venta de automóviles en cualquier establecimiento, como supermercados o centros comerciales, y de cualquier modo, como venta directa del fabricante al cliente o a través de Internet.

La mayor organización europea de concesionarios cuenta con el respaldo de los Gobiernos de Alemania y Francia, que enviaron una misiva a la Comisión Europea exigiendo la moratoria del actual reglamento con las modificaciones oportunas.

Por ello, Jurgen Creutzig ha instado a otros países con peso por su elevado nivel de producción de vehículos como Italia, Gran Bretaña y España a que sigan los pasos de los dos anteriores y que presionen al comisario Mario Monti con el objeto de "evitar la desaparición del sistema".