Los coches japoneses reducen sus emisiones contaminantes

El protocolo de Kyoto sigue adelante, pero desde Japón llegan otras medidas encaminadas a cuidar el pulmón del Viejo Continente. Según un estudio elaborado por la Asociación Japonesa de Fabricantes de Automóviles (JAMA), los fabricantes nipones han reducido en un 2,4 por ciento las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos vendidos en Europa.

La Asociación Japonesa de Fabricantes de Automóviles acaba de publicar un informe sobre los logros en materia medioambiental conseguidos por su industria automovilística. En este análisis, se comprueba que la lucha de las marcas japonesas, como Toyota, Honda y Nissan, por reducir las emisiones contaminantes se extiende más allá de sus fronteras.

Según sus cálculos, las empresas niponas han reducido un 2,4 por ciento las emisiones de dióxido de carbono de sus vehículos de pasajeros vendidos en Europa el año pasado.

En concreto, las emisiones de los coches de gasolina cayeron un 2,2 por ciento y se situaron en 177 gramos por litro, frente a los 181 gramos de 1999. Mientras, los vehículos Diesel recortaron los gramos de dióxido de carbono por litro de aire a 213, es decir, un 3,6 por ciento menos que en el año anterior.

La Asociación Japonesa de Fabricantes de Automóviles ha anunciado que seguirá con su política de reducción de emisiones de CO2 hasta situarlas en 165-175 gramos por litro para el año 2003.