Los autobuses híbridos, ¿más contaminantes?

En Madrid el problema del Tráfico no se va de vacaciones. Ahora la polémica se centra en los nuevos autobuses de gasóleo y electricidad. Según el grupo municipal socialista, estos contaminan más que los de gas natural.

La portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de Madrid, Cristina Narbona, ha denunciado que los microbuses híbridos (gasóleo-eléctricos) incorporados en junio a la flota de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) son más contaminantes y menos eficientes que los de gas natural.
La actual alcaldesa en funciones, María Tardón, señaló que las acusaciones de Narbona eran "ligeras y sin base" y reclamó a la portavoz que le muestre esos datos. Tardón sentenció: "la emisión de gases nocivos para la atmósfera es inferior a la de los autobuses propulsados por gas natural", a pesar de que, indicó, no tenía datos concretos al respecto de las emisiones en los dos tipos de vehículos.
La alcaldesa afirmó que la flota de estos híbridos se va a ver incrementada en diez unidades más a causa de "su accesibilidad y óptimo funcionamiento".

Tardón explicó también la idea del Consistorio de reducir el tráfico en la Casa de Campo a cuatro horas diarias. Los vehículos sólo podrán atravesar uno de los principales pulmones de Madrid durante las horas puntas, de 7 a 9 de la mañana y de 6 a 8 de la tarde. Todo esto condicionado a la reacción de los conductores ante el Día sin Coches del 22 de septiembre, fecha en la que se cerrará al transito esta zona.

Por otro lado, la madrileña calle de Atocha será cortada entre las plazas de Benavente y de Santa Cruz hasta el sábado 26 de agosto con motivo del inicio de las obras de construcción de unos aparcamientos para residentes.