Los airbags no sirven sin cinturón

No te confíes. Por muchos airbags que lleve tu vehículo, si no te abrochas el cinturón, no servirán para nada. Es más, pueden resultar peligrosos. ¿Sabías que en un simple golpe a 14 km/h tendrías que sujetar 8 veces el peso de tu cuerpo?

Los airbags no sirven sin cinturón
Los airbags no sirven sin cinturón

Dos grandes consorcios alemanes, la compañía de seguros Winterthur y la empresa Dekra, dedicada a ITVs, han demostrado que “el airbag sin cinturón de seguridad es insuficiente y, en ocasiones, peligroso". Según se ha podido ver en sus crash tests, la tensión del cinturón se activa en colisiones a velocidades insignificantes, mientras que el airbag solamente entra en funcionamiento en accidentes más graves. Sin embargo, estos pequeños golpes pueden ser muy peligrosos. Por ejemplo, si chocamos contra una pared a tan sólo 14 km/h, tendremos que sujetar 8 veces el peso de nuestro cuerpo. “¿Todavía crees que podrás hacerlo sólo apoyando los brazos?", se preguntan los expertos de Dekra y Winterthur. Sus crash tests también han servido para acabar con otra creencia errónea: los asientos posteriores no son más seguros que los delanteros. En estas plazas también es fundamental llevar el cinturón. Según datos de la DGT, sólo el 46 por ciento de los ocupantes de los asientos traseros lleva cinturón. Sin este dispositivo, en una colisión sufriremos heridas entre dos veces y dos veces y media más graves que si los lleváramos. Además, también ponemos en peligro a los pasajeros de las plazas delanteras. Fíjate en la diferencia entre llevar o no el cinturón puesto.

Los choques frontales se hicieron a 50 km/h. A esta velocidad, el cuerpo recibe el mismo impacto que si cayera de lo alto de un edificio de cuatro plantas.

Los choque laterales se realizaron a 45 km/h. En estos golpes, el cinturón no es tan decisivo: la correa del hombro no puede fijar el torso correctamente.

Los vuelcos se realizaron a 40 km/h con un Renault Twingo. En estos casos, el riesgo de lesiones más graves aumenta y el cinturón se muestra absolutamente necesario.
En Cataluña, han hecho un estudio para comprobar cómo protegen los padres a sus hijos cuando viajan en coche. Si hacemos caso a las encuestas, cada vez se usan más los sistemas de retención infantil (obligatorios de 0 a 12 años). Sin embargo, cuando los niños cumplen esa edad o superan los 1,5 metros de altura, “se pasa de la sillita a nada", señala el director del Servei Català de Trànsit, Rafael Olmos. Por eso, el Servei –homólogo de la DGT en Cataluña- va iniciar una campaña de sensibilización. ... el EuroNCAP comenzó sus estudios hace 10 años? Sus crash tests establecen tres categorías de seguridad: la protección a los ocupantes (puntuación máxima de cinco estrellas), la protección del peatón (puntuación máxima de cuatro estrellas) y la seguridad infantil (puntuación máxima de cinco estrellas).
Sus informes han puesto de manifiesto que “los coches con tres o cuatro estrellas son un 30 ciento más seguros que los coches con dos o ninguna estrellas en choques entre dos vehículos". Asimismo, el riesgo de lesiones graves o mortales se reduce un 12% por cada aumento en la clasificación de estrellas de EuroNCAP.
En noviembre de 2003 se publican las primeras clasificaciones en materia de seguridad infantil, siendo el Ford Focus C Max el único coche con cuatro estrellas en este primer grupo de pruebas. Mingún coche ha superado todavía esta puntuación.