Los Agentes de Movilidad, listos para actuar

Vestirán de amarillo, pondrán multas y liberarán de las funciones de tráfico a más de 1.200 policías. Los nuevos Agentes de la Movilidad nacen en Madrid con el cometido de ordenar, señalizar y regular la circulación dentro de la ciudad. Hoy mismo comienzan las pruebas de selección del grueso de los 700 miembros del cuerpo, aunque sus primeros integrantes estarán ya en la calle, en período de prácticas, el próximo lunes.

La policía no regulará el tráfico en Madrid
La policía no regulará el tráfico en Madrid

La doble fila o el mal estacionamiento tienen ya los días contados en Madrid. Desde el próximo lunes, un nuevo cuerpo de vigilancia recorrerá las calles de la Capital con una única misión: descongestionar la ciudad. Eso sí, por ahora, serán sólo 148 agentes y actuarán en período de prácticas, acompañados de un tutor de la Policía Municipal. El grueso del nuevo cuerpo de Movilidad llegará a finales de año, cuando hayan concluido las pruebas de selección que, desde hoy, elegirán a sus 700 integrantes entre 5.476 aspirantes.Los nuevos Agentes de Movilidad se reconocerán fácilmente por sus visibles uniformes de color amarillo. También por el tono de las multas que impondrán. “Se va a distinguir el color de la multa sólo para que se sepa quién la ha puesto. Si es un policía municipal el boletín es amarillo y, si es un agente de movilidad, verde. No obstante, que nadie se confíe. No habrá diferencia en la validez de la sanción", explicó ayer el concejal de Movilidad de Madrid, Pedro Calvo.Las funciones específicas de este nuevo cuerpo serán las de ordenar, señalizar y regular el tráfico dentro de la ciudad. Para ello, dispondrán de la misma capacidad sancionadora que un policía municipal, aunque ninguno de los nuevos funcionarios portará armas de fuego. Por si acaso, Calvo ya ha lanzado una advertencia: “No respetar sus órdenes supondrá lo mismo que desobedecer a un agente de la seguridad.".Los nuevos miembros del cuerpo de Movilidad actuarán desde las 7:00 hasta las 22:30 horas y dividirán los distritos en cinco secciones. Su dirección estará en manos de un director de Servicios, un jefe de Departamento y un adjunto, además de dos responsables de Sección. En cada unidad, se habilitarán dependencias con vestuarios y taquillas donde los nuevos agentes podrán cambiarse.Y también contarán con una buena formación. Según informó ayer Pedro Calvo, los aspirantes al cuerpo deberán superar, desde hoy, hasta cuatro pruebas eliminatorias. En primer lugar un duro examen psicotécnico, al que seguirá un difícil cuestionario escrito. Ya durante el mes de agosto, los candidatos tendrán que pasar las pruebas físicas para, posteriormente, realizar un último reconocimiento médico. Al final, el orden de puntuación decidirá los 700 agentes que conformarán el cuerpo.A pesar del buen fin que persigue la implantación de este nuevo cuerpo de vigilancia, las primeras críticas al Ayuntamiento no han tardado en llegar. Los nuevos agentes no son bien vistos entre los sindicatos policiales. Por ejemplo, Javier Payar, miembro de la Unión de la Policía Municipal (UPM), califica de “chapuza" su constitución. “Esas personas tendrán acceso a datos de la policía, cuando creemos que no deberían. Además, tendremos que darles nosotros la formación que no tienen. Tendrían que contratar más policías", asegura. También la oposición política ha reiterado su malestar con la iniciativa. El concejal de Izquierda Unida, Julio Misiego, asegura que “estos operarios no tienen competencias en materia de seguridad, aunque se van a encargar de regular un tema que genera muchos conflictos". Por su parte, el socialista Óscar Iglesias insiste en que “uno de los principales problemas de los ciudadanos es el tráfico y Ruiz-Gallardón pretende que gente peor formada se ocupe del tema, quitando de en medio a los verdaderos profesionales".