Líder de Confemetal dice que se ha alcanzado el punto de inflexión en crisis

El presidente de Confemetal y vicepresidente de la CEOE, Javier Ferrer, ha señalado hoy en Murcia que el punto de inflexión de la crisis se ha alcanzado cuando el Banco Central Europeo (BCE) 'ha dicho que se acabaron las bromas y el euro lo vamos a defender hasta que haga falta'.

Ferrer, que estuvo en Murcia con motivo de la Comisión Ejecutiva de Confemetal, ha asegurado que el buen camino está emprendido para solventar la crisis, aunque reconoce que algunas autonomías y ayuntamientos persisten en no pagar a acreedores y éstos no pueden cubrir esos impagos con un crédito puente de la banca, que lo rechaza 'porque las administraciones deben demasiado dinero a todos'.

'Parecía que se iban a resolver todos los problemas' con el pago a proveedores por parte de las Administraciones en torno a los 25.000 millones, ha dicho Ferrer, para añadir que el sector público 'sigue sin pagar puntualmente y retrasándose en sus pagos y eso no puede ser; tienen que acostumbrarse a no gastar más de lo que ingresan'.

El presidente de Confemetal ha calificado de 'regular' la situación de su sector, en el que sólo a los que exportan les va bien, ha citado el caso de las grandes multinacionales del automóvil instaladas en España, pero ha asegurado que no habrá despidos porque hace años que el metal hizo los ajustes en plantilla que necesitaba.

'El consumo es difícil que baje más', ha afirmado, y confía en que con las medidas del BCE se reactive más el crédito y, con un poco más de confianza, el consumo pueda recuperarse en un 'plazo razonable'.

Del rescate que podría pedir España, ha dicho que no tiene claro si hay que pedirlo y que el Gobierno tiene que tenerlo claro'.

Por otro lado, considera un error subir los impuestos a las eléctricas porque, según él, así no se resuelve el problema energético del país y, por el contrario, traslada a la siderurgia, principal consumidor de energía, un problema de coste importante.

Al respecto, ha abogado por abrir un debate sobre si hay que apostar o no por las energías renovables y 'si estamos a favor o en contra de la energía nuclear'.

Del anuncio del Ministerio de Industria francés de que se retiraría la factoría española de Peugeot antes de cerrar cualquier en su país, ha dicho que este tipo de declaraciones le preocupan, pero 'las empresas no son tontas y saben donde pueden ganar dinero y ser más competitivas'.