Lexus GS 300 y 430

Puede que Lexus no sea la marca de lujo más conocida del mercado, pero se ha propuesto ser la más original. Esa que elegiría un comprador de cuarenta y pocos, amante de la tecnología, interesado por el diseño, de mente abierta y con el poder adquisitivo necesario para hacer realidad sus deseos de exclusividad.

Lexus GS 300 y 430
Lexus GS 300 y 430

El GS equipa los sistemas de seguridad presentes en este segmento, entre ellos iluminación frontal activa inteligente (hace girar los faros hasta 15 grados para iluminar perfectamente en los trazados de curvas), control de presión de los neumáticos (detecta pérdida de presión en los neumáticos y avisa al conductor encendiendo un testigo en el salpicadero), capó y parachoques delantero con diseño de nueva generación para una mayor protección de los peatones, control de crucero adaptable y diez airbags (delanteros con doble sistema de inflado, laterales, de cortina…), incluidos, como novedad, los de rodilla en los asientos del conductor y de los pasajeros.Sin embargo, Lexus presenta como sus “estrellas" en equipamiento de seguridad el Sistema de Control de Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM), sólo para el GS 430, y el Sistema Precolisión con Control de Crucero Adaptable.El VDIM integra, en realidad, varios sistemas de seguridad activa: ABS, distribución electrónica de la fuerza de la frenada, control de tracción, control de estabilidad, dirección asistida eléctrica y sistema de dirección con relación de cambio variable.¿Cómo funciona? Lexus nos hizo una demostración en el circuito de La Mole, en el sur de Francia, simulando una situación de emergencia: un frenazo repentino en una superficie con diferentes grados de agarre en cada lateral del vehículo. Un vehículo sin VDIM se desviará hacia el lado que tenga el coeficiente de fricción más alto. Pero eso no ocurre con el GS 430. El Sistema VDIM regula automáticamente el ángulo de dirección para contrarrestar las distintas fuerzas de frenado lateral izquierdo y derecho y mantiene el frenado en línea recta. Otro tipo de situación: aceleración sobre una superficie de doble agarre (uno de los firmes es muy deslizante y hace que el vehículo se desvíe hacia ese lado, que presenta un menor coeficiente de fricción). Con el Sistema VDIM, se regula automáticamente el ángulo de dirección para mantener la estabilidad del vehículo, casi sin que el conductor haga nada. El coche permanece estable en su trayectoria. Lo mismo ocurre en situaciones de subviraje y de sobreviraje. Aunque con peculiaridades que lo hacen algo más avanzado, este sistema de seguridad es similar al empleado por BMW en su Serie 5 y en la recién presentada Serie 3.Para mostrar su funcionamiento, los monitores de Lexus simularon una situación en la que un conductor despistado no advierte que está a punto de chocar contra un obstáculo. El sistema PCS dispone de un sensor de radar de ondas milimétricas (situado tras el logotipo de Lexus que adorna el capó) que detecta los obstáculos que se puedan encontrar delante del vehículo, además de un ordenador que, con la ayuda de varios sensores, supervisa, entre otros parámetros, la velocidad del vehículo y el ángulo de dirección y determina así de antemano si una colisión inminente es inevitable. En este tipo de eventualidades, el sistema repliega con antelación los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y ajusta el sistema de ayuda a la frenada de emergencia para aplicar la máxima fuerza de frenado y reducir de forma óptima la velocidad en caso de posible colisión. El GS equipa los sistemas de seguridad presentes en este segmento, entre ellos iluminación frontal activa inteligente (hace girar los faros hasta 15 grados para iluminar perfectamente en los trazados de curvas), control de presión de los neumáticos (detecta pérdida de presión en los neumáticos y avisa al conductor encendiendo un testigo en el salpicadero), capó y parachoques delantero con diseño de nueva generación para una mayor protección de los peatones, control de crucero adaptable y diez airbags (delanteros con doble sistema de inflado, laterales, de cortina…), incluidos, como novedad, los de rodilla en los asientos del conductor y de los pasajeros.Sin embargo, Lexus presenta como sus “estrellas" en equipamiento de seguridad el Sistema de Control de Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM), sólo para el GS 430, y el Sistema Precolisión con Control de Crucero Adaptable.El VDIM integra, en realidad, varios sistemas de seguridad activa: ABS, distribución electrónica de la fuerza de la frenada, control de tracción, control de estabilidad, dirección asistida eléctrica y sistema de dirección con relación de cambio variable.¿Cómo funciona? Lexus nos hizo una demostración en el circuito de La Mole, en el sur de Francia, simulando una situación de emergencia: un frenazo repentino en una superficie con diferentes grados de agarre en cada lateral del vehículo. Un vehículo sin VDIM se desviará hacia el lado que tenga el coeficiente de fricción más alto. Pero eso no ocurre con el GS 430. El Sistema VDIM regula automáticamente el ángulo de dirección para contrarrestar las distintas fuerzas de frenado lateral izquierdo y derecho y mantiene el frenado en línea recta. Otro tipo de situación: aceleración sobre una superficie de doble agarre (uno de los firmes es muy deslizante y hace que el vehículo se desvíe hacia ese lado, que presenta un menor coeficiente de fricción). Con el Sistema VDIM, se regula automáticamente el ángulo de dirección para mantener la estabilidad del vehículo, casi sin que el conductor haga nada. El coche permanece estable en su trayectoria. Lo mismo ocurre en situaciones de subviraje y de sobreviraje. Aunque con peculiaridades que lo hacen algo más avanzado, este sistema de seguridad es similar al empleado por BMW en su Serie 5 y en la recién presentada Serie 3.Para mostrar su funcionamiento, los monitores de Lexus simularon una situación en la que un conductor despistado no advierte que está a punto de chocar contra un obstáculo. El sistema PCS dispone de un sensor de radar de ondas milimétricas (situado tras el logotipo de Lexus que adorna el capó) que detecta los obstáculos que se puedan encontrar delante del vehículo, además de un ordenador que, con la ayuda de varios sensores, supervisa, entre otros parámetros, la velocidad del vehículo y el ángulo de dirección y determina así de antemano si una colisión inminente es inevitable. En este tipo de eventualidades, el sistema repliega con antelación los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y ajusta el sistema de ayuda a la frenada de emergencia para aplicar la máxima fuerza de frenado y reducir de forma óptima la velocidad en caso de posible colisión. El GS equipa los sistemas de seguridad presentes en este segmento, entre ellos iluminación frontal activa inteligente (hace girar los faros hasta 15 grados para iluminar perfectamente en los trazados de curvas), control de presión de los neumáticos (detecta pérdida de presión en los neumáticos y avisa al conductor encendiendo un testigo en el salpicadero), capó y parachoques delantero con diseño de nueva generación para una mayor protección de los peatones, control de crucero adaptable y diez airbags (delanteros con doble sistema de inflado, laterales, de cortina…), incluidos, como novedad, los de rodilla en los asientos del conductor y de los pasajeros.Sin embargo, Lexus presenta como sus “estrellas" en equipamiento de seguridad el Sistema de Control de Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM), sólo para el GS 430, y el Sistema Precolisión con Control de Crucero Adaptable.El VDIM integra, en realidad, varios sistemas de seguridad activa: ABS, distribución electrónica de la fuerza de la frenada, control de tracción, control de estabilidad, dirección asistida eléctrica y sistema de dirección con relación de cambio variable.¿Cómo funciona? Lexus nos hizo una demostración en el circuito de La Mole, en el sur de Francia, simulando una situación de emergencia: un frenazo repentino en una superficie con diferentes grados de agarre en cada lateral del vehículo. Un vehículo sin VDIM se desviará hacia el lado que tenga el coeficiente de fricción más alto. Pero eso no ocurre con el GS 430. El Sistema VDIM regula automáticamente el ángulo de dirección para contrarrestar las distintas fuerzas de frenado lateral izquierdo y derecho y mantiene el frenado en línea recta. Otro tipo de situación: aceleración sobre una superficie de doble agarre (uno de los firmes es muy deslizante y hace que el vehículo se desvíe hacia ese lado, que presenta un menor coeficiente de fricción). Con el Sistema VDIM, se regula automáticamente el ángulo de dirección para mantener la estabilidad del vehículo, casi sin que el conductor haga nada. El coche permanece estable en su trayectoria. Lo mismo ocurre en situaciones de subviraje y de sobreviraje. Aunque con peculiaridades que lo hacen algo más avanzado, este sistema de seguridad es similar al empleado por BMW en su Serie 5 y en la recién presentada Serie 3.Para mostrar su funcionamiento, los monitores de Lexus simularon una situación en la que un conductor despistado no advierte que está a punto de chocar contra un obstáculo. El sistema PCS dispone de un sensor de radar de ondas milimétricas (situado tras el logotipo de Lexus que adorna el capó) que detecta los obstáculos que se puedan encontrar delante del vehículo, además de un ordenador que, con la ayuda de varios sensores, supervisa, entre otros parámetros, la velocidad del vehículo y el ángulo de dirección y determina así de antemano si una colisión inminente es inevitable. En este tipo de eventualidades, el sistema repliega con antelación los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y ajusta el sistema de ayuda a la frenada de emergencia para aplicar la máxima fuerza de frenado y reducir de forma óptima la velocidad en caso de posible colisión. El GS equipa los sistemas de seguridad presentes en este segmento, entre ellos iluminación frontal activa inteligente (hace girar los faros hasta 15 grados para iluminar perfectamente en los trazados de curvas), control de presión de los neumáticos (detecta pérdida de presión en los neumáticos y avisa al conductor encendiendo un testigo en el salpicadero), capó y parachoques delantero con diseño de nueva generación para una mayor protección de los peatones, control de crucero adaptable y diez airbags (delanteros con doble sistema de inflado, laterales, de cortina…), incluidos, como novedad, los de rodilla en los asientos del conductor y de los pasajeros.Sin embargo, Lexus presenta como sus “estrellas" en equipamiento de seguridad el Sistema de Control de Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM), sólo para el GS 430, y el Sistema Precolisión con Control de Crucero Adaptable.El VDIM integra, en realidad, varios sistemas de seguridad activa: ABS, distribución electrónica de la fuerza de la frenada, control de tracción, control de estabilidad, dirección asistida eléctrica y sistema de dirección con relación de cambio variable.¿Cómo funciona? Lexus nos hizo una demostración en el circuito de La Mole, en el sur de Francia, simulando una situación de emergencia: un frenazo repentino en una superficie con diferentes grados de agarre en cada lateral del vehículo. Un vehículo sin VDIM se desviará hacia el lado que tenga el coeficiente de fricción más alto. Pero eso no ocurre con el GS 430. El Sistema VDIM regula automáticamente el ángulo de dirección para contrarrestar las distintas fuerzas de frenado lateral izquierdo y derecho y mantiene el frenado en línea recta. Otro tipo de situación: aceleración sobre una superficie de doble agarre (uno de los firmes es muy deslizante y hace que el vehículo se desvíe hacia ese lado, que presenta un menor coeficiente de fricción). Con el Sistema VDIM, se regula automáticamente el ángulo de dirección para mantener la estabilidad del vehículo, casi sin que el conductor haga nada. El coche permanece estable en su trayectoria. Lo mismo ocurre en situaciones de subviraje y de sobreviraje. Aunque con peculiaridades que lo hacen algo más avanzado, este sistema de seguridad es similar al empleado por BMW en su Serie 5 y en la recién presentada Serie 3.Para mostrar su funcionamiento, los monitores de Lexus simularon una situación en la que un conductor despistado no advierte que está a punto de chocar contra un obstáculo. El sistema PCS dispone de un sensor de radar de ondas milimétricas (situado tras el logotipo de Lexus que adorna el capó) que detecta los obstáculos que se puedan encontrar delante del vehículo, además de un ordenador que, con la ayuda de varios sensores, supervisa, entre otros parámetros, la velocidad del vehículo y el ángulo de dirección y determina así de antemano si una colisión inminente es inevitable. En este tipo de eventualidades, el sistema repliega con antelación los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y ajusta el sistema de ayuda a la frenada de emergencia para aplicar la máxima fuerza de frenado y reducir de forma óptima la velocidad en caso de posible colisión. El GS equipa los sistemas de seguridad presentes en este segmento, entre ellos iluminación frontal activa inteligente (hace girar los faros hasta 15 grados para iluminar perfectamente en los trazados de curvas), control de presión de los neumáticos (detecta pérdida de presión en los neumáticos y avisa al conductor encendiendo un testigo en el salpicadero), capó y parachoques delantero con diseño de nueva generación para una mayor protección de los peatones, control de crucero adaptable y diez airbags (delanteros con doble sistema de inflado, laterales, de cortina…), incluidos, como novedad, los de rodilla en los asientos del conductor y de los pasajeros.Sin embargo, Lexus presenta como sus “estrellas" en equipamiento de seguridad el Sistema de Control de Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM), sólo para el GS 430, y el Sistema Precolisión con Control de Crucero Adaptable.El VDIM integra, en realidad, varios sistemas de seguridad activa: ABS, distribución electrónica de la fuerza de la frenada, control de tracción, control de estabilidad, dirección asistida eléctrica y sistema de dirección con relación de cambio variable.¿Cómo funciona? Lexus nos hizo una demostración en el circuito de La Mole, en el sur de Francia, simulando una situación de emergencia: un frenazo repentino en una superficie con diferentes grados de agarre en cada lateral del vehículo. Un vehículo sin VDIM se desviará hacia el lado que tenga el coeficiente de fricción más alto. Pero eso no ocurre con el GS 430. El Sistema VDIM regula automáticamente el ángulo de dirección para contrarrestar las distintas fuerzas de frenado lateral izquierdo y derecho y mantiene el frenado en línea recta. Otro tipo de situación: aceleración sobre una superficie de doble agarre (uno de los firmes es muy deslizante y hace que el vehículo se desvíe hacia ese lado, que presenta un menor coeficiente de fricción). Con el Sistema VDIM, se regula automáticamente el ángulo de dirección para mantener la estabilidad del vehículo, casi sin que el conductor haga nada. El coche permanece estable en su trayectoria. Lo mismo ocurre en situaciones de subviraje y de sobreviraje. Aunque con peculiaridades que lo hacen algo más avanzado, este sistema de seguridad es similar al empleado por BMW en su Serie 5 y en la recién presentada Serie 3.Para mostrar su funcionamiento, los monitores de Lexus simularon una situación en la que un conductor despistado no advierte que está a punto de chocar contra un obstáculo. El sistema PCS dispone de un sensor de radar de ondas milimétricas (situado tras el logotipo de Lexus que adorna el capó) que detecta los obstáculos que se puedan encontrar delante del vehículo, además de un ordenador que, con la ayuda de varios sensores, supervisa, entre otros parámetros, la velocidad del vehículo y el ángulo de dirección y determina así de antemano si una colisión inminente es inevitable. En este tipo de eventualidades, el sistema repliega con antelación los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y ajusta el sistema de ayuda a la frenada de emergencia para aplicar la máxima fuerza de frenado y reducir de forma óptima la velocidad en caso de posible colisión. El GS equipa los sistemas de seguridad presentes en este segmento, entre ellos iluminación frontal activa inteligente (hace girar los faros hasta 15 grados para iluminar perfectamente en los trazados de curvas), control de presión de los neumáticos (detecta pérdida de presión en los neumáticos y avisa al conductor encendiendo un testigo en el salpicadero), capó y parachoques delantero con diseño de nueva generación para una mayor protección de los peatones, control de crucero adaptable y diez airbags (delanteros con doble sistema de inflado, laterales, de cortina…), incluidos, como novedad, los de rodilla en los asientos del conductor y de los pasajeros.Sin embargo, Lexus presenta como sus “estrellas" en equipamiento de seguridad el Sistema de Control de Estabilidad Avanzado del Vehículo (VDIM), sólo para el GS 430, y el Sistema Precolisión con Control de Crucero Adaptable.El VDIM integra, en realidad, varios sistemas de seguridad activa: ABS, distribución electrónica de la fuerza de la frenada, control de tracción, control de estabilidad, dirección asistida eléctrica y sistema de dirección con relación de cambio variable.¿Cómo funciona? Lexus nos hizo una demostración en el circuito de La Mole, en el sur de Francia, simulando una situación de emergencia: un frenazo repentino en una superficie con diferentes grados de agarre en cada lateral del vehículo. Un vehículo sin VDIM se desviará hacia el lado que tenga el coeficiente de fricción más alto. Pero eso no ocurre con el GS 430. El Sistema VDIM regula automáticamente el ángulo de dirección para contrarrestar las distintas fuerzas de frenado lateral izquierdo y derecho y mantiene el frenado en línea recta. Otro tipo de situación: aceleración sobre una superficie de doble agarre (uno de los firmes es muy deslizante y hace que el vehículo se desvíe hacia ese lado, que presenta un menor coeficiente de fricción). Con el Sistema VDIM, se regula automáticamente el ángulo de dirección para mantener la estabilidad del vehículo, casi sin que el conductor haga nada. El coche permanece estable en su trayectoria. Lo mismo ocurre en situaciones de subviraje y de sobreviraje. Aunque con peculiaridades que lo hacen algo más avanzado, este sistema de seguridad es similar al empleado por BMW en su Serie 5 y en la recién presentada Serie 3.Para mostrar su funcionamiento, los monitores de Lexus simularon una situación en la que un conductor despistado no advierte que está a punto de chocar contra un obstáculo. El sistema PCS dispone de un sensor de radar de ondas milimétricas (situado tras el logotipo de Lexus que adorna el capó) que detecta los obstáculos que se puedan encontrar delante del vehículo, además de un ordenador que, con la ayuda de varios sensores, supervisa, entre otros parámetros, la velocidad del vehículo y el ángulo de dirección y determina así de antemano si una colisión inminente es inevitable. En este tipo de eventualidades, el sistema repliega con antelación los cinturones de seguridad de los asientos delanteros y ajusta el sistema de ayuda a la frenada de emergencia para aplicar la máxima fuerza de frenado y reducir de forma óptima la velocidad en caso de posible colisión.