Leve subida de los "suspensos" en la ITV en Cataluña

Las pruebas de la Inspección Técnica de Vehículos se endurecieron el año pasado en Cataluña con un mayor control en las emisiones de humos y de ruidos. A pesar de eso, los vehículos que no superaron a la primera esta revisión únicamente aumentaron un 2 por ciento.

En la comunidad catalana se revisaron en el año 2000 un total de 1.544.235 vehículos, de los que 364.386 (el 23,6 por ciento) no superaron la inspección a la primera. Esto supone un aumento del 2 por ciento respecto al año anterior.

Esta cifra no es excesivamente negativa, si tenemos en cuenta que la rigidez de las pruebas se ha visto incrementada con la adopción del control de humos de los tubos de escape y de los ruidos.

Un total de 54.028 vehículos no pasaron la ITV en primera instancia al detectárseles deficiencias graves en la emisión de monóxido de carbono (CO), mientras que tuvieron deficiencias leves 81.077 vehículos, que sí lograron pasar la inspección.

Los límites autorizados son del 4,5 por ciento de CO por litro de humo en aquellos automóviles matriculados antes de 1986, del 3,5 por ciento para los que tienen catalizador y del 1,1 por ciento para los que se matricularon con posterioridad a enero de 1997.

El control de ruidos provocó que 4.301 no pasaran a la primera la ITV y que se detectaran deficiencias leves en 12.906 coches.