Las ventas de Fiat no se recuperan

La marca italiana Fiat no sale del hoyo. El mes de agosto ha castigado sus ventas con un descenso del 11.4 por ciento frente al mismo mes del año 2001. Con esta caída, mucho más pronunciada que las de sus rivales en el destartalado mercado trasalpino, Fiat suma ya una bajada del 20 por ciento en lo que va de año, con una pérdida de cuota de ventas de más del tres por ciento.

Números rojos para Fiat Auto en el primer trimestre
Números rojos para Fiat Auto en el primer trimestre

Hace un año, Fiat controlaba un 34,6 por ciento del mercado italiano. Ahora, sólo el 31,4 por ciento de las ventas se producen en sus concesionarios. La crisis que atraviesa el gigante turinés no ve final y los números empeoran.

La bajada de ventas de agosto, cifrada en un 11,4 por ciento, es tremendamente violenta si se compara con la caída de sus rivales, calculada en un 2,9 por ciento de media. El mercado es negativo para todos, pero con Fiat se muestra cruel. No han servido como paliativo ni las medidas de apoyo a la venta de coches puestas en funcionamiento por el Gobierno de Berlusconi.

En los meses venideros se espera un aumento de las ventas de coches en Italia, con lo que Fiat tiene que reaccionar rápidamente si quiere aprovechar ese tirón.

Las próximas semanas volverán a ser cruciales para la compañía. Ayer alcanzó un acuerdo con los sindicatos para despedir a 550 trabajadores de Powertrain, la compañía de fabricación de motores y transmisiones que creó conjuntamente con General Motors, multinacional norteamericana que controla el 20 por ciento de las acciones de Fiat-Auto.
Esos despidos deberán ser ejecutados en los próximos días como parte importante del plan de reajuste que Fiat diseñó en julio. Este programa planeaba también la desaparición de otros 2.900 puestos de trabajo y paradas temporales para otros 4.500 empleados a fin de reducir en 13.500 las unidades fabricadas a lo largo de septiembre.
Estas medidas tienen que ser aprobadas durante una reunión de accionistas que se celebrará la semana próxima.