Las señales más absurdas de Europa

Algunas son ridículas, otras, incompresibles y todas resultan irrisorias. Te ofrecemos el “top ten" europeo de las señales más absurdas. Sin embargo, no hay que tomarse el asunto a broma: la mitad de los conductores reconoce haberse sentido en peligro por una señalización incorrecta.

Las señales más absurdas de Europa
Las señales más absurdas de Europa

El RACC ha descubierto que casi dos millones de conductores no hacen caso a las señales cuando se encuentran por carreteras o ciudades desconocidas. El número aumenta cuando el trayecto sí es familiar: en esos casos, más de tres millones de automovilistas reconocen abiertamente ignorarlas. ¿Por qué? Para descubrirlo, se han dado una vuelta por Europa y, cámara en mano, han descubierto las señales más absurdas. Con este estudio, el RACC pretende denunciar las deficiencias en señalización y que los automovilistas recuperen la credibilidad en las señales.

El 55 por ciento de los españoles reconoce haberse encontrado alguna vez en peligro por culpa de una señal mal puesta. No se da este porcentaje tan alto en ningún otro país de Europa.
Y no sólo eso: también somos los que peor nos orientamos cuando circulamos por carretera. Un 35 por ciento de los automovilistas españoles admite que no le basta con las señales para encontrar un destino.
A la izquierda te ofrecemos la señal española más absurda, según los criterios del RACC. No sabemos dónde está, pero ejemplifica claramente uno de los pecados capitales de la señalización: las señales se contradicen entre sí.
Si los responsables de Tráfico quieren saber cómo no señalizar las carreteras, aquí tienen un claro ejemplo. Esta señal se ha ganado el título de la “más absurda de Europa". Según el RACC, ella solita acapara muchos de los principales problemas que los conductores europeos critican sobre las señales: 1. Las señales se contradicen entre sí.
2. Faltan señales que ofrezcan información importante.
3. Se ofrece información excesiva en una sola señal.
4. La información ofrecida por las señales es demasiado compleja.
5.Hay demasiadas señales en un espacio reducido.
6.Las señales se ven demasiado tarde y es imposible reaccionar a tiempo.
7. Las señales cercanas a vallas publicitarias no se ven.
8. Las señales están ocultas por otras señales o la vegetación.El RACC ha realizado una macroencuesta entre los conductores españoles para saber qué echan en falta en nuestras señales. La mayoría de ellos (un 80 por ciento) admite que con la señalización no les basta cuando circulan por vías no habituales, por lo que también deben llevar un mapa. El tamaño de las señales –según los encuestados- es el correcto, pero no así su ubicación (sobre todo las de obras). La mitad de los españoles asegura que la señalización que indica que se está realizando un trabajo en la vía no apunta el lugar exacto.