Las petroleras no avisarán cuando cambien sus precios

A partir de esta Semana Santa, las petroleras que operan en España dejarán de informar con anticipación de los cambios (subidas o bajadas) de sus tarifas. Desde el Gobierno se lamenta esta decisión y desde la oposición se la critica con ferocidad.

Las petroleras no avisarán cuando cambien sus precios
Las petroleras no avisarán cuando cambien sus precios

La tradición de comunicar al público a través de los medios de comunicación los cambios en los precios de los combustibles puede haber llegado a su final. Cepsa y Repsol, principales compañías del mercado español, acaban de modificar algunos de sus precios sin avisar. Dicen que han sido modificaciones muy puntuales que no necesitaban ser comunicadas, pero, en realidad, los observadores consideran que es el primer paso en el fin de las comunicaciones.

"Hay que ir avanzando en este sentido", señalan fuentes de una petrolera en declaraciones al diario El Mundo. También recuerdan que hay productos en el mercado que tienen tanto peso como los combustibles para el bolsillo de los consumidores y no informan de sus cambios de tarifas.

Otros portavoces del sector explican con resignación que ninguna ley obliga a las petroleras a comunicar estas modificaciones de precios. Además, comentan que, dado lo rápido que se mueve este mercado, con frecuentes cambios de precios a escala internacional, es normal que se produzcan gran movilidad en las tarifas.

Las petroleras, por su parte, reclaman menos trabas burocráticas a la hora de repercutir en sus precios los vaivenes de la economía mundial. Fruto de estos vaivenes es el alza imparable que viven los combustibles. Nadie descarta, además, nuevas subidas de precios a largo de la Semana Santa.

Carmen Becerril, directora general de Política Energética y Minas, señala que no se descartan estas subidas de precios. Becerril no ha entrado a valorar la medida de las petroleras, pero recuerda que el Gobierno ha hecho un gran esfuerzo por aumentar la transparencia del mercado, esfuerzo que ahora no tiene reflejo desde las operadoras.

Desde la oposición, Isabel Pozuelo, responsable del PSOE para los consumidores, ha criticado agriamente la suspensión de los anuncios y califica de "inadmisible" esta falta de información. Pozuelo critica también al Gobierno por permitir que esto haya sucedido.

Las organizaciones de consumidores también se han quejado y opinan que esta política oculta información a la opinión pública e impide hacer un seguimiento correcto del mercado.

Los precios, al alza
Impulsados por el aumento del precio internacional del barril de petróleo, que ya supera los 23 dólares, los combustibles no dejan de subir. En España, desde enero, la gasolina sin plomo se ha incrementado ya 4,2 céntimos de euro sin impuestos. El gasóleo, por su parte, ha subido 1,6 céntimos de euro por litro.

Contando los impuestos, los precios máximos de la gasolina sin plomo han subido 7,3 céntimos, los del gasóleo, 3,2 céntimos y los de la nueva súper, un total de 3,2 céntimos.

Por comunidades autónomas, la gasolina más cara se compra en Galicia, una circunstancia que se repite en los últimos meses a pesar de que dicha comunidad tiene en A Coruña un importante centro de refino. El precio medio en esta comunidad se sitúa en 77 céntimos.

En el lado contrario, la gasolina se vende más barata en Cataluña, Madrid y Murcia, con medias de 76,6 céntimos.

El precio medio nacional, según el Ministerio de Economía, es de 77 céntimos de euro para la sin plomo, 82 céntimos para la súper y 67,6 para el gasóleo.