Las marcas asiáticas y europeas se hacen hueco en el mercado estadounidense

Los tres grandes de Detroit, Ford, GM y Chrysler, están perdiendo cuota de mercado en Estados Unidos a favor de marcas asiáticas y europeas.

A pesar de la noticia publicada esta semana acerca de la reestructuración de Chrysler y del cierre de fábricas al que se ha visto abocada esta compañía, algunas marcas asiáticas y europeas se han puesto manos a la obra para aumentar su cuota de mercado en Estados Unidos.
La crisis que parece estar atravesando el sector automovilístico en EE.UU. sólo está afectando a los grandes fabricantes norteamericanos, mientras compañías como Honda, Nissan, Toyota y BMW apuestan con fuerza por el mercado norteamericano.
Así, a pesar del cierre de plantas que planea ejecutar Chrysler, Toyota Motor ha anunciado sus planes para incrementar su producción automovilística, con el fin de duplicar su capacidad en América del Norte a finales de esta década. Nissan y Honda, por su parte, están construyendo nuevas factorías en EE.UU. para todo terrenos. Es más, Mercedes Benz también está pensando en ampliar su fábrica de Alabama.
Además, desde hace tiempo, las compañías europeas y japonesas se vuelcan en unos segmentos que, tradicionalmente, estaban en manos de los grandes de Detroit (Ford, Chrysler y General Motors) como son los de los todo terreno y los pickup.
Por otra parte, Toyota ha negado su presunto interés por adquirir DaimlerChrysler; un rumor que corría desde hace unos días por los "corrillos" de la industria automovilística.

Los mejores vídeos