Las malas posturas en el coche que convierten un accidente en mortal

Sentarse correctamente dentro del coche es esencial para evitar que un pequeño choque nos deje secuelas de por vida o, peor aún, acabe por convertirse en mortal.

Las malas posturas en el coche que convierten un accidente en mortal
Las malas posturas en el coche que convierten un accidente en mortal

Cuando circulamos a velocidades cercanas o superiores a 100 km/h, hay que tener en cuenta que estamos manejando un auténtico proyectil que, en caso de frenarse en seco, como sucede en un accidente, las fuerzas ejercidas son fortísimas. Por ello, es importante estar concienciados de circular con la carga correctamente colocada, no llevar objetos sueltos y sentarnos debidamente en nuestras plazas.

Por ello, es importante recordar que poner los pies en el salpicadero o ir tumbado en los asientos traseros son posiciones muy peligrosas que, en caso de accidente pueden provocarnos daños irreversibles en la columna vertebral o, incluso, terminar por perder la vida. Heridas que, incluso, se pueden provocar con un choque a baja velocidad, ya que cualquier fuerza multiplica sus consecuencias cuando nos movemos dentro de un coche y sufrimos un golpe.

Para concienciar de esta problemática, el RACE y Goodyear realizaron recientemente un estudio y un crash test en el que demostraban que un choque a 56 km/h puede ser mortal. Para demostrarlo publicaron un vídeo muy ilustrativo, en él todos los pasajeros viajaban incorrectamente, pero en posiciones que son habituales en nuestras carreteras. El resultado, como puedes imaginar, es fatal.

Así, en un habitáculo con objetos sueltos (en un estudio del RACE el 51 por ciento de los conductores reconocen viajar de esta manera), los pasajeros tenían la siguiente disposición:

  • Conductor: con el cinturón mal ajustado y cerca del volante sufría lesiones graves e incompatibles con la vida, en gran medida debido a las presiones ejercidas desde el asientos trasero.

  • Copiloto: con el respaldo extendido y los pies sobre el salpicadero demostraba que esta posición era mortal, pues la columna vertebral sufría lesiones graves y la cabeza chocaba contra las piernas.

  • Pasajero trasero: con un niño en brazos y sin cinturón de seguridad, choca contra el asiento delantero y aplastando al conductor y al más pequeño, provocando la muerte a ambos y sufriendo él heridas muy graves.

Así es la cámara salvavidas que vigilará y protegerá a todos los pasajeros en los coches

Relacionado

Así es la cámara salvavidas que vigilará y protegerá a todos los pasajeros en los coches

Cómo usar bien los carriles para evitar atascos y accidentes: la DGT te lo explica

Relacionado

Cómo usar bien los carriles para evitar atascos y accidentes: la DGT te lo explica

Los mejores vídeos