Las firmas automovilísticas de EE.UU. muestran sus nuevos modelos

La reunión de coches clásicos que se celebra anualmente en Pebble Beach (EE.UU.) ha servido este año para que las principales marcas automovilísticas estadounidenses enseñen sus novedades de cara al próximo curso. Ford, DaimlerChrysler y General Motors competirán en el mercado con automóviles muy lujosos.

Las firmas automovilísticas de EE.UU. muestran sus nuevos modelos
Las firmas automovilísticas de EE.UU. muestran sus nuevos modelos

Los principales fabricantes automovilísticos norteamericanos han aprovechado el concurso de Pebble Beach, que se celebra en California (EE.UU.), para mostrar los nuevos modelos que lanzarán al mercado a partir del próximo año. General Motors, Ford y DaimlerChrysler comercializarán unos vehículos de gran potencia y deportividad.

General Motors ha aprovechado la cita para mostrar su nueva versión del Cadillac Coupé XLR (en la foto). El nuevo vehículo –evolución del prototipo Evoq- iniciará su proceso de fabricación en la primavera de 2003. Entre sus principales novedades destacan la capota metálica desplegable, estilo Mercedes SLK, o su nuevo motor de ocho cilindros en V, con un desplazamiento de 4,6 litros y una potencia de 315 CV.

El automóvil cuenta con un equipamiento muy completo e intentará conquistar también el mercado europeo a partir de 2005, fecha en la que se comercializará en el Viejo Continente. El precio de la nueva versión XLR de Cadillac será de 93.500 euros (algo más de 15 millones de pesetas).

Si espectacular es el deportivo de GM, el nuevo Jaguar Coupé XK-R, con cuya presencia Ford ha contado en Pebble Beach, no se queda atrás. La nueva versión de la marca de lujo de Ford no ha sufrido grandes modificaciones estéticas con respecto a su predecesor. Sin embargo, en lo que se refiere a la parte mecánica las variaciones han sido bastante importantes, ya que la cilindrada ha subido hasta los 4,2 litros, mientras que la potencia ha hecho lo propio, alcanzando los 393 CV.

La seguridad del nuevo Jaguar también se ha mejorado notablemente con la adopción del control de estabilidad, el freno de emergencia y los airbags inteligentes. En esta ocasión, el precio del vehículo oscilará entre los 76.970 euros (casi 13 millones de pesetas) y los 96.670 (16 millones de pesetas).

Por su parte, el fabricante automovilístico DaimlerChrysler también ha querido mostrar sus novedades, que no son pocas, durante la celebración del concurso californiano. La compañía germano-estadounidense ha centrado su presentación en la nueva gama del modelo PT Cruiser, una de sus estrellas. La firma ha desvelado los bocetos de una variante coupé de dos puertas con el objetivo fundamental de verificar la reacción del público ante el nuevo vehículo.

Reunión de coches clásicos
A pesar de que en los últimos años el concurso de Pebble Beach se ha convertido en un certamen donde las principales marcas automovilísticas llevan a cabo sus actividades de márketing, la cita se caracteriza por ser una reunión de coches clásicos que se celebra en Estados Unidos anualmente.

En concreto, el concurso se organiza para premiar los modelos históricos mejor conservados y más fieles al estado del vehículo original. Durante la reunión también se venden e intercambian coches de gran valor económico por su antigüedad. En esta última cita, por ejemplo, se han producido un gran número de transacciones, posiblemente debido a que los vaivenes de la bolsa han convencido a muchos inversores a desplazar su dinero hacia la compra de estos vehículos, según han señalado los expertos.