Las ''bombas ambulantes'' no pasan la frontera

Con el fin de reducir el número de siniestros en Melilla, la Policía Municipal de la Ciudad Autónoma está controlando que los vehículos que pasan la frontera estén en condiciones óptimas de utilización.

Las condiciones de circulación óptimas es el criterio al que se atienen los policías locales de Melilla para permitir o no el paso de vehículos procedentes de Marruecos a España. De esta forma, si el automóvil no reúne las condiciones de seguridad que el cuerpo de seguridad estima oportunas, éste no pasa la frontera. La Policía Municipal de Melilla está haciendo controles regulares en los puestos fronterizos y tampoco permiten pasar a vehículos con dos depósitos de combustible, ya que son, en palabras del viceconsejero de Seguridad Ciudadana, Rafael Ramírez, "bombas ambulantes".

Algunos coches procedentes de Marruecos intentan cruzar la frontera con dos depósitos de gasolina, porque el combustible en nuestro país es más barato que el que pueden encontrar en su país de origen.

Ramírez ha explicado las actividades de la Policía Municipal de Melilla en el acto de presentación de los datos referentes a tráfico de la Ciudad Autónoma.

Según dichos datos, Melilla es la ciudad con más turismos y motocicletas, en especial, circulando sin seguro en el país. Durante el pasado año, casi un vehículo al día ha sido denunciado por este motivo. Las denuncias por infracciones de tráfico también son altas. En 2001, se denunciaron unas 7.700 faltas de este tipo.

Otra de las actividades, objeto de control por parte de la policía de esta ciudad, son los "taxis piratas". Se trata de transporte clandestino de pasajeros. El año pasado se retuvieron 39 vehículos y se impusieron multas a sus conductores de entre 900 y 1.380 euros (entre 150.000 y 230.000 pesetas).