Las autoridades estadounidenses investigarán un modelo de Continental

La pesadilla que viene sufriendo Firestone a raíz del problema con sus neumáticos puede extenderse a otra marca de cubiertas como es Continental. Uno de sus modelos va a ser investigado por la Agencia Federal de Seguridad en el Transporte en Carretera a causa de su supuesta tendencia a que se rompa la banda de rodadura.

La Agencia Federal de Seguridad en el Transporte en Carretera (NHTSA) va a investigar el modelo General Ameri 550 AS en la medida 235/70R16 por unos supuestos problemas en la banda de rodadura, que tiende a romperse.

La NHTSA ha anunciado que ha recibido al menos 338 quejas (124 por millón de unidades) respecto a estos neumáticos, entre los que se incluyen 3 accidentes, dos de ellos vuelcos. La agencia tiene constancia de que se han producido 17 heridos, aunque ningún muerto.

Estas cubiertas, que totalizan 2,7 millones de unidades en el mercado estadounidense, fueron vendidas casi íntegramente como equipamiento de serie en el pickup F150 de Ford. La marca del óvalo, además, había incluido a este modelo en la lista de sustitutos aprobados para reemplazar a las cubiertas Wilderness AT de Firestone.

Ford, también en la picota
Ford anunció en mayo la retirada de 13 millones de unidades de neumáticos Wilderness AT por considerarlos peligrosos para la salud pública. El fabricante de automóviles ha indicado que únicamente se han usado 4.300 unidades del modelo de Continental en los 3 millones de sustituciones que se han realizado.

Ford ha señalado que va a dejar de utilizar este neumático como sustituto hasta que la agencia federal no termine de investigar el modelo de Continental. Según fuentes de la marca, las cubiertas cumplían todos los tests de durabilidad y actuación.

Continental no ha tardado en criticar la decisión de la NHTSA. Según la marca de cubiertas, no se puede iniciar una investigación basándose únicamente en quejas: "creemos que los datos muestran que no hay base para una investigación".