Las autopistas ingresan cada vez más dinero

Ser concesionaria de una autopista de peaje se ha convertido en un negocio muy lucrativo. Sólo en 2003, las vías de pago facturaron más de 1.500 millones de euros, lo que indica un crecimiento del 11 por ciento respecto al ejercicio precedente. El aumento del tráfico y, sobre todo, la entrada en servicio de nuevos tramos de peaje han protagonizado un alza de ingresos que –según las previsiones- no frenará en 2004.

Los peajes catalanes se encarecen en casi 3 puntos
Los peajes catalanes se encarecen en casi 3 puntos

Las autopistas españolas han consolidado en 2003 un importante ritmo de crecimiento. Los ingresos por peajes de las concesionarias aumentaron en este período un 11 por ciento, alcanzando los 1.565 millones de euros.Según datos oficiales del sector, el dinamismo de esta cifra de negocio deriva del incremento del tráfico (que ha aumentado en un 4,6 por ciento), de la revisión de las tarifas (que se han revalorizado a una media del 3,3 por ciento) y de la incorporación de nuevos tramos de pago. Este último apartado, en concreto, se presenta como el más influyente, ya que, en 2003, entraron en servicio 158 kilómetros de peaje, lo que equivale al 6,3 por ciento de la red existente en 2002.Las cifras del pasado año consolidan en realidad una tendencia iniciada en el sector a comienzos de siglo. En 2002, por ejemplo, el volumen de negocio de las concesionarias creció el diez por ciento, gracias a un incremento idéntico al de 2003 en el tráfico, a un repunte de las tarifas algo superior y al mismo fenómeno de ampliación de la red.Sin embargo, las previsiones apuntan ahora a un incremento todavía mayor de ingresos en 2004, debido –fundamentalmente- a la incorporación de nuevos tramos de pago a la red. Así, al cierre de 2003 se encontraban en construcción 193 kilómetros de este tipo de vías, mientras que otros 1.167 estaban en concurso o en estudio.Los analistas alertan de que también aumentarán en los próximos meses las tarifas de los peajes, del mismo modo, aproximadamente, que este año, mientras que el parque de vehículos podría registrar tasas todavía superiores a las del bienio anterior, ante la ligera aceleración económica que vivirá el país.