Las autoescuelas valencianas llegan a un acuerdo con la DGT

Las autoescuelas valencianas tienen problemas derivados de los pocos examinadores que Tráfico destina a estas tierras mediterráneas.

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) y la Dirección General de Tráfico han llegado a un principio de acuerdo en lo referente a las protestas previstas por las autoescuelas valencianas.

El colectivo de autoescuelas de la Comunidad Valenciana había organizado una serie de manifestaciones, para protestar por la falta de examinadores de la DGT en esta comunidad. La CNAE ha mediado en el conflicto y ha conseguido que la Dirección General de Tráfico acepte bastantes de las reivindicaciones del colectivo valenciano. En esta comunidad autónoma la lista de espera para examinarse del permiso de conducir es de 4.000 personas y ello ocasiona graves trastornos a todo el sector y a los propios alumnos.

Las autoescuelas han decidido, ante la actitud dialogante de Tráfico, esperar todo el mes de enero para ver cómo evolucionan las medidas que la DGT comenzará a aplicar próximamente: se realizará un nuevo turno de tarde para los examinadores y se ha aumentado el cupo de alumnos que se pueden examinar por cada autoescuela. Si las medidas no resultan, las protestas se reanudarán en febrero próximo.