Las autoescuelas también quieren gasóleo profesional

La importancia de las autoescuelas es innegable en el actual panorama de la seguridad vial en nuestro país. Pues bien, la Confederación Nacional de Autoescuelas Españolas (CNAE) reclama al Gobierno medidas de apoyo a este sector: reducción del IVA y del precio del gasóleo, entre otras.

La utilidad de las autoescuelas parece estar probada. Para conseguir aún mejores resultados en lo que a seguridad vial se refiere, los representantes de la CNAE se han reunido en Madrid estos días para analizar el sector y proponer medidas y, de paso, pedir ciertas ventajas.El sector de las autoescuelas reconoce que el sistema actual de aprendizaje y evaluación de los conocimientos de los futuros conductores se ha quedado algo obsoleto. Por ello, propone nuevas formas de enseñanza y, lo más importante, la creación de unos ciclos mínimos de asistencia obligatoria en los que se inculquen valores y actitudes para una conducción responsable.

Ésta no es la única medida que proponen: la CNAE considera imprescindible ampliar el nivel de estudios de los profesores de Formación Vial y los cursos posteriores de reciclaje, tanto para profesores como para examinadores de las jefaturas provinciales de Tráfico. La Confederación aboga por un título de diplomatura universitaria o uno equivalente de Formación Profesional (FP) como estudios básicos para acceder a los puestos de trabajo de profesores de autoescuelas. Uno de los puntos que más ha dado que hablar son los cursos de reeducación y sensibilización de los conductores infractores que llegarán con el nuevo carné por puntos. Sin duda, la CNAE defiende que esta formación sea impartida por los profesionales de las autoescuelas. Y así se lo ha pedido a la Dirección General de Tráfico, que, al comienzo de la legislatura, se comprometió a redactar un reglamento que dirigiera las acciones de este sector.

Para conseguir un mayor grado de calidad en el servicio que prestan estas escuelas de conductores, los representantes de la CNAE proponen un certificado de calidad y un código de buena práctica empresarial como exigencia desde en el seno del sector.

Sin embargo, no sólo proponen medidas dentro del sector o que les afectan a ellos directamente; piden que el Ejecutivo se moje y, para ello, solicitan medidas de apoyo<, como una reducción del IVA en la compra de vehículos para sus flotas o una especie de “gasóleo profesional". Además, han instado al Gobierno a crear la Agencia Estatal de la Seguridad Vial.