Las aseguradoras, obligadas a aclarar sus precios

Aunque no existe una ley específica que aborde el tema, el Instituto Nacional de Consumo ha reunido diferentes normas de las que se desprende que las aseguradoras de vehículos están obligadas a dejar claro qué descuentos ofrecen a sus clientes.

A la hora de contratar un seguro se sabe qué se debe pagar, pero no qué descuentos se pueden llegar a recibir en caso de no siniestralidad, las denominadas bonificaciones. Muchos usuarios, cuando han solicitado un informe sobre dichas rebajas, han comprobado que no hay ninguna normativa que obligue a las compañías a realizarlo.

El Instituto Nacional de Consumo </font color="#0000CC"> quiere acabar con esta falta de transparencia y ha recopilado una serie de leyes para empujar a estas compañías a que expliquen su política de precios.

Según han descubierto, el Real Decreto 7/2001, por el que se aprobó el Reglamento sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos de motor, establece que las entidades aseguradoras deberán expedir a favor del propietario del vehículo o del tomador del seguro, previa petición de cualquiera de ellos y en el plazo de quince días hábiles, "una certificación acreditativa de los antecedentes siniestrales en cuanto factor de la valoración del riesgo asumido por las entidades aseguradoras".