La Xunta patrocina los dos vehículos eléctricos que fabricará PSA-Vigo para que lleven 'la marca Galicia'

Busca 'mantener carga de trabajo' en Vigo y situar a esta ciudad 'a la vanguardia de la electromovilidad', el 'futuro' de la automoción

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este jueves que las dos furgonetas eléctricas de Citroën y Peugeot que se fabricarán en la planta de PSA en Vigo --Berlingo y Partner-- llevarán 'la marca Galicia' en virtud de un patrocinio publicitario en el que se han invertido 10,7 millones de euros.

De este modo, como ha precisado en la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta, Galicia estará junto con PSA 'en el lanzamiento de los primeros modelos eléctricos de furgoneta de todo el grupo a nivel mundial en los próximos días', a través de un logotipo en los dos citados modelos que se fabricarán 'íntegramente' en Vigo.

Para el mandatario, esta iniciativa supone 'un compromiso con la automoción' y un modo de 'promocionar' la 'marca' turística de Galicia, dado que todas las furgonetas que se vendan 'desde Vigo para el mundo' llevarán esta insignia.

En consecuencia, serán denominadas 'Partner Galicia y Berlingo Galicia', como ha resaltado, haciendo hincapié en que se publicitará la 'identidad económica, social y turística' de la comunidad.

Además, Feijóo ha destacado que el apoyo a PSA en Vigo con este patrocinio tiene como objetivo 'mantener carga de trabajo' y, por lo tanto, garantizar 'futuro' a esta planta. Junto con ello, ha señalado que permitirá situar a la ciudad olívica 'en la vanguardia de la electromovilidad'.

'APOYO' A SECTORES PRODUCTIVOS

Tras hacer hincapié en que se trata de 'un acuerdo de carácter industrial' con un componente 'marcadamente turístico', el responsable del Ejecutivo autonómico lo ha contextualizado dentro de su estrategia de 'apoyo' a los sectores productivos más importantes de la comunidad.

En el caso concreto de la automoción, ha recordado que, a su llegada a San Caetano, este sector atravesaba 'una situación muy difícil' dada la 'bajada de matriculaciones en España y en la mayor parte de la Unión Europea'.

A eso se unió, ha explicado, que los modelos que se fabricaban en Vigo estaba ya 'muy consolidados' y 'se iban a dejar de fabricar', por lo que la Xunta se propuso 'conseguir nuevos modelos' para que la factoría tuviese 'carga de trabajo' y 'el horizonte despejado'.

Por ello, se pusieron en marcha incentivos a la compra de vehículos, se blindó la asignación de nuevos vehículos de la Xunta a la factoría de PSA en Vigo y se prestó 'especial atención' al sector de la automoción en la Ley de política industrial.

EL 'FUTURO', LA ELECTROMOVILIDAD

A mayores, Feijóo ha enfatizado que, conscientes de que 'el futuro pasaba por la electromovilidad', la Xunta actuó 'en colaboración con el sector' en el ámbito normativo --decreto de infraestructuras de carga para vehículos eléctricos-- y el administrativo --mesa de fomento de la movilidad eléctrica en Galicia--.

'Hoy damos un paso más en el ámbito comercial', ha proclamado, en relación al acuerdo para que la factoría de Vigo fabrique las versiones de motorización eléctrica de sus dos furgonetas.