La "vuelta al cole", a pie

La cercanía del centro de estudios al domicilio es la razón principal por la que los escolares de Barcelona eligen desplazarse a pie hasta los institutos. El transporte público y la bicicleta se consideran alternativas válidas, aunque los jóvenes demandan mejoras: títulos de transporte más baratos, mayor frecuencia de paso de los autobuses o carriles-bici son algunas de sus propuestas.

El Ayuntamiento barcelonés ha llevado a cabo una encuesta a 4.489 alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (con edades comprendidas entre los 12 y los 16 años) para conocer sus hábitos de desplazamiento. Las conclusiones no resultan sorprendentes: los jóvenes eligen llegar a pie hasta sus centros de estudios, pues éstos suelen estar cerca del domicilio familiar.

Los escolares realizan una media de cinco desplazamientos al día (para ir y volver al instituto, regresar a comer a casa, practicar algún deporte...) e invierten en ellos 1 hora, 14 minutos y 47 segundos. Tardan 13,5 minutos en llegar a clase y 15,42 en volver y la gran mayoría –un 73 por ciento- lleva a cabo sus traslados andando.

El transporte público es el segundo sistema elegido para desplazarse, aunque sólo lo utiliza un 17,4 por ciento de los jóvenes (si bien en algunos distritos, como el de Sarriá-Sant Gervasi –con una mayor concentración de institutos-, el 26 por ciento de los estudiantes viaja en autobús, mientras que el 17 por ciento emplea el transporte privado).

Como cualquier usuario regular de los servicios de autobús o metro, los escolares han detectado algunos aspectos que se pueden mejorar y han expresado sus demandas. Así, el 20,65 por ciento de los encuestados pidió que los títulos de transporte sean más baratos. Un 12,75 por ciento reclamó una mayor frecuencia de paso de su autobús, mientras que el 10,7 por ciento sugirió una mayor capacidad en los vehículos y la ampliación de la red de transporte público.

El uso de la bicicleta para ir a clase se plantea como una alternativa para la mitad de los entrevistados, aunque sólo un 0,7 por ciento de ellos emplea este medio de transporte. Muchos de los jóvenes han señalado que este porcentaje aumentaría si existieran más carriles-bici para desplazarse por la ciudad.

Con los resultados de la encuesta, el Consistorio de Barcelona ha confirmado su política de implantación de "caminos escolares". Actualmente, la Ciudad Condal cuenta con dos muestras, situadas en Sagrada Familia y en Las Cortes, consistentes en la coordinación de alumnos, padres, comerciantes y Guardia Urbana para establecer hábitos de desplazamiento y posibilitar que los estudiantes realicen la "vuelta al cole" con mayor seguridad.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.