La UE quiere eliminar la “acción de oro” de VW

La ley denominada “acción de oro" protege desde 1960 a la firma Volkswagen de posibles opas hostiles y reserva al estado alemán de la Baja Sajonia el 13,7 por ciento de la acciones de la firma. En la UE quieren acabar con este privilegio.

No es la primera ocasión que la Comisión Europea, a través del departamento de Mercado Interior, al frente del cual está Frits Bolkestein, intenta acabar con la norma que permite a Volkswagen protegerse frente a posibles ofertas de compra. La norma en la que la firma automovilística apoya esta protección data de 1960 y le permite protegerse de inversiones extrajeras, ya que adjudica a cada inversor un 20 por ciento como máximo de las acciones y da a la Administración del estado de Baja Sajonia nada más y nada menos que un 13,7 por ciento del mando sobre el consorcio. La Unión Europea cree que esta norma lo único que hace es obstruir la libre circulación de capitales, porque supone una importante restricción a la inversión entre regiones del territorio europeo.

En marzo de este mismo año, ya te lo contamos en Autopista Online, la Comisión Europea le mandó un dictamen motivado al Gobierno alemán para que cambie su legislación en esta materia y, de esta forma, permita que otros inversores entren en Volkswagen. Alemania no se ha dado por enterada y ha declarado que su normativa está bien como está.

La Unión Europea, por su parte, no va a cesar en su empeño y lo siguiente que tiene previsto hacer es denunciar ante el Tribunal de Justicia Europeo este caso.

Por otra parte, el fabricante alemán ha anunciado que será necesario reducir costes en Bruselas y para ello va a realizar un ajuste de plantilla que podría llevarse por delante 200 puestos de trabajo. La intención de la compañía es salvaguardar otros 400 y encontrar un nuevo futuro en el parque de proveedores que quiere levantar en Bruselas.

El puesto de estos empleados depende de las cuentas de este año y de la producción prevista para 2005. El convenio firmado recientemente en la factoría de Seat en Martorell se caracteriza por la flexibilidad en la producción. Pues bien, para hacer gala precisamente de esta característica, la dirección de Seat ya anunciado que la planta va a dejar de trabajar cuatro días entre octubre y diciembre con el objetivo de ajustar la producción a la demanda existente.

Los mejores vídeos