La UE impondrá el combustible sin azufre a partir de 2009

Al igual que en su día pasó con el plomo, el azufre tiene los días contados. La Unión Europea ha acordado que, a partir de 2009, la gasolina que se venda en todo el territorio comunitario no podrá superar los 10 miligramos de esta sustancia por kilo, una medida que consideran buena para el medio ambiente, pero también para nuestros coches.

La UE impondrá el combustible sin azufre a partir de 2009
La UE impondrá el combustible sin azufre a partir de 2009

En la actualidad, la UE permite que la gasolina contenga 150 miligramos de azufre por cada kilo de gasolina y 350 en el gasóleo. Estas cantidades se tendrán que reducir en los próximos años, ya que Bruselas quiere que los automóviles consuman "azufre cero" (un máximo de 10 miligramos por kilo de combustible) antes de 2009; al menos los vehículos que utilicen gasolina.

A partir del 1 de enero de 2005, empezará a venderse en todos los países comunitarios combustible sin azufre y cuatro años después desaparecerá la gasolina que contenga esta sustancia. Con el Diesel, la UE será más cauta y no moverá ficha hasta que no compruebe la eficacia de esta medida.

Hay que tener en cuenta que la producción de combustible "azufre cero" aumenta las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera - el principal responsable del efecto invernadero - por parte de las refinerías. Eso sí, como aseguran desde Bruselas, lo que se ahorre de los tubos de escape de los coches inclina la balanza a favor de su prohibición. Mientras, con el gasóleo, las cosas cambian, ya que el proceso para eliminar el azufre es mucho más contaminante, pero la UE confía en que las refinerías avancen en el proceso de desulfurización.

Bueno para la atmósfera, bueno para los coches
Dispositivos como la inyección directa de gasolina, que cada vez está más presente en los coches, reducen las emisiones contaminantes, pero también requieren combustibles más limpios para funcionar. Así, con la eliminación del azufre, también se preservará a los motores y se alargará la vida del tubo de escape y del catalizador.

La comisaria europea de Medio Ambiente, Margot Wallstroem, ha querido subrayar este aspecto y ha declarado que, además de "aligerar las emisiones de los vehículos más viejos y más contaminantes y mejorar la calidad del aire", los combustibles sin azufre acelerarán la introducción de nuevas tecnologías para mejorar la eficacia de los combustibles en los vehículos viejos.

Sin problemas
Nuestro ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, ha asegurado que en España no habrá problemas para cumplir esta legislación. Según Matas, esta normativa "no está justificada sólo por la reducción de emisiones", sino que, además, "permitirá usar nuevas tecnologías" en catalizadores y filtros.

En otros países, como en Alemania, ya tienen esta obligación en vigor y, para animar a los consumidores, se decidió vender las "gasolinas limpias", mientras convivieron con las que contenían más azufre, una media de 2,5 pesetas más baratas (unos tres centavos por marco).

Las únicas que pueden salir más perjudicadas serán las petroleras, que han asegurado que la nueva normativa les hará desembolsar más de diez mil millones de euros (1,6 billones de pesetas).