La solución a la huelga de autobuses, cada día más lejana

La jornada de huelga de los trabajadores del sector de transporte por carretera de la Comunidad de Madrid ha afectado a cerca de 900.000 usuarios de autobuses interurbanos y ha complicado el tráfico en la capital de España. La solución, sin embargo, parece alejarse.

La solución a la huelga de autobuses, cada día más lejana
La solución a la huelga de autobuses, cada día más lejana

A 48 horas de que la huelga de autobuses interurbanos se convierta en indefinida la postura de ambas partes parece irreconciliable. Los sindicatos convocantes de los paros (CC.OO, UGT y USO) han señalado que no habrá negociación con la patronal Asintra mientras que los expedientes a los trabajadores se mantengan. Así lo ha manifestado, entre otros, Víctor López, responsable de transportes de Comisiones Obreras, para el que es "esencial" su retirada para continuar los contactos.

Los sindicatos convocantes han indicado que se reunirán este martes para estudiar si se mantiene la huelga indefinida convocada a partir del miércoles 10 de abril.

Desde la patronal del transporte por carretera, se ve el conflicto con otros ojos. El portavoz de Asintra, Rafael Barbadillo, ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" para que las centrales sindicales desconvoquen el paro indefinido y ha pedido a la Administración regional que actúe para que se cumplan los servicios mínimos, algo que no se viene haciendo.

La reducción de jornada laboral, principal escollo
El portavoz de Asintra ha indicado que la patronal está dispuesta a negociar con los sindicatos todo aquello "que sea razonable". Entre esto último no está, según el mismo Barbadillo ha confirmado, la reducción de la jornada laboral de 40 a 35 horas.

Barbadillo ha ratificado que el seguimiento de la huelga en el día de hoy ha sido del cien por cien en el transporte regular interurbano de corto recorrido y que no se han cumplido los servicios mínimos estipulados por el Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid. El transporte discrecional turístico y escolar "funciona con normalidad", excepto las rutas de Madridvisión, mientras que en el transporte regular de larga distancia "se están cumpliendo los servicios mínimos" (40 por ciento).

El incumplimiento de los servicios mínimos en el transporte interurbano ha provocado este lunes que 900.000 usuarios de autobuses se hayan visto afectados. El tráfico en la capital ha sufrido un nivel de saturación del 75 por ciento a las nueve de la mañana, tres puntos por encima de la media de los lunes.

Por otra parte, miles de personas (1.500 según la Policía y 8.000 según los organizadores) se han manifestado este mediodía entre la plaza de Cibeles y la Puerta de Sol en defensa de las reivindicaciones laborales de los conductores de autobuses.

La Asamblea de Madrid también se ha hecho eco de la huelga de autobuses. Los grupos de la oposición Izquierda Unida y Partido Socialista han exigido al Gobierno regional que actúe con el fin de resolver el conflicto, al mismo tiempo que lo acusaban de permitir el incumplimiento de los servicios mínimos.