La seguridad del transporte de viajeros, "altísima" en La Rioja

La Consejería de Obras Públicas de La Rioja acaba de presentar los datos del Plan de Inspección de Transportes referente al primer semestre del año. El resultado, según Aránzazu Vallejo, responsable de la Consejería, es que la seguridad de estos servicios es "altísima".

Vallejo, acompañada de Antonio García Cuadra, director general de Obras Públicas y Transportes, explicaron que en los seis primeros meses de 2002 se inspeccionaron tantos vehículos de transporte de viajeros como en todo el año pasado, lo que indica el gran incremento de estas inspecciones.

Fruto de tanta revisión es ese dato de "seguridad altísima" que cita la consejera. Asegura Vallejo que, además, la seguridad se refleja también en el transporte de escolares, que cuenta con autobuses en buen estado.

En el apartado de seguridad al volante, se inspeccionaron 24 autobuses en época de vacaciones (Navidad, Semana Santa y verano) en búsqueda de conductores trabajando más horas de las permitidas. De los 24 autocares seleccionados, sólo 5 presentaban deficiencias leves en el respeto a los tiempos de conducción.

Durante los primeros seis meses de este año, se han revisado en La Rioja 5.482 vehículos, con un saldo de 971 denuncias, casi todas por exceso de peso, carencia de tarjeta de transporte, problemas con el tacógrafo o incorrecciones de tipo laboral.

Los datos aportados señalan que las sanciones impuestas en estas inspecciones generan unos ingresos de entre 180.000 y 240.000 euros anuales, aunque, como indican los responsables de Fomento en La Rioja, la mayoría de las empresas multadas son de fuera de la comunidad y sus vehículos están "de paso".