La recuperación del euro favorece a la industria automovilística

Un euro cada vez más alto y un dólar menos fuerte parecen ser buenas noticias para la industria automovilística. Según los pronósticos de los expertos, si continúa esta tendencia de una divisa europea poderosa frente a la moneda americana, las ventas de coches se verán beneficiadas.

La recuperación del euro favorece a la industria automovilística
La recuperación del euro favorece a la industria automovilística

El euro alcanzó en el día de ayer su cotización más alta frente al dólar de los últimos cinco meses. Ese aporte de optimismo se lo otorgó los buenos números que ha mostrado la industria alemana, que ha reflejado el primer crecimiento en seis meses.

Los exportadores de Estados Unidos han lanzado un suspiro de alivio ante las previsiones positivas que se plantean, y es que las alarmas se habían disparado en algunas compañías. Así, a principios de mes, el director financiero de General Motors, el primer fabricante mundial, señalaba que, de continuar la firmeza de la divisa estadounidense, "se puede destruir la capacidad productora y la competitividad de este país". Un dólar no tan fuerte favorece que los productos estadounidenses sean más baratos en Europa.

La recuperación del euro frente a la divisa norteamericana también es una buena noticia para los fabricantes europeos, ya que un dólar fuerte encarece el precio de las principales materias primas y de los combustibles, que normalmente se pagan en esta moneda. Ese descenso de los precios de las materias primas ha de repercutir positivamente tanto en el coste de los automóviles como en el precio del combustible, por lo que la demanda debería aumentar.

Las exportaciones a los Estados Unidos, según los expertos, no se verán perjudicadas en exceso ante esta situación.

Alemania habla, el mundo escucha
Otro apunte importante para evaluar la situación del sector es el estado de la industria automovilística alemana. En el día de ayer se presentó el informe anual de la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil (VDA), en la que este organismo mostró su optimismo respecto al futuro.

El presidente de VDA, Bernd Gottschalk, indicó en la presentación que la industria alemana no está satisfecha con las ventas en el mercado local, donde la demanda ha caído en los primeros siete meses del año casi un 3 por ciento. Nivelan la balanza, sin embargo, las exportaciones, que crecieron un 7 por ciento.

Por países, las exportaciones aumentaron un 36 por ciento en Gran Bretaña, un 19 por ciento en Francia, un 5 por ciento en Estados Unidos y un 6 en España. Es nuestro país un mercado importante para los alemanes, ya que en él la cuota de penetración se ha incrementado en un 3 por ciento hasta alcanzar el 49 por ciento. Es decir, casi 1 de cada 2 coches que se compran en nuestro país proviene de un fabricante alemán.