La R-2 cambiará su señalización ante las protestas

Henarsa, la empresa concesionaria de la R-2, la primera autopista de peaje de acceso a Madrid, ha decidido modificar la señalización de varios de sus accesos. El motivo, las quejas de los conductores, que desembocaron el pasado domingo en un “motín" en un peaje.

Henarsa, la empresa concesionaria de la R-2, la primera autopista de peaje de acceso a Madrid, ha decidido modificar la señalización de varios de sus accesos. El motivo, las quejas de los conductores, que desembocaron el pasado domingo en un “motín" en un peaje.La gota que ha colmado el vaso y ha provocado que los responsables de la concesionaria hayan decidido modificar las indicaciones de entrada desde la M-40 se produjo este domingo. Decenas de conductores entraron involuntariamente a la autopista desde la M-40 y se negaron, posteriormente, a pagar el peaje, algo que sucedió, finalmente, cuando llegó la Guardia Civil. El punto conflictivo se situaba en el kilómetro siete de la M-40, cuando el carril central se convierte en el acceso de la R-2, lo que provoca que algunos conductores, a causa de la densidad del tráfico, no puedan evitar la entrada a la vía de pago. Los cambios en la señalización, que se llevaron a cabo el pasado martes, fueron anunciados en un escueto comunicado de Henarsa: “se está procediendo a una mejora de la señalización, adecuándola a una eficaz explotación después de la observación de su funcionamiento tras su puesta en servicio".

Los mejores vídeos