La preocupación por el tráfico llega al Senado

El tráfico en las urbes está provocando, poco a poco, que la calidad de vida de los ciudadanos descienda. Se han dado cuenta los senadores... y los niños.

El Senado español acaba de aprobar una moción para invitar al Gobierno a que humanice las ciudades. Según la Cámara Alta, el crecimiento de los automóviles y la escasa adecuación de las ciudades a dicho crecimiento se está convirtiendo en un "fenómeno preocupante".

La calidad de vida en nuestras ciudades está degenerando, según este documento, y la causa principal se encuentra en el aumento de la contaminación tanto acústica como atmosférica por culpa de los vehículos a motor.

Según han comprobado los senadores, el 50 por ciento de los desplazamientos en el vehículo particular son de menos de 3 kilómetros. Si estos viajes no se produjeran, habría un ahorro energético y, por tanto, contaminante, del 60 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono.

Las tres peticiones que especifica el Senado son las siguientes: mejora de la habitabilidad de las ciudades a través de inversiones en transportes e infraestructuras; elaboración de planes para reducir las emisiones de gases contaminantes y promoción de campañas que fomenten la sensibilización de los ciudadanos con el medio ambiente.

Sin embargo, no hay que ser senador para darse cuenta del grave problema del tráfico y la contaminación. Las conclusiones de los trabajos de más de dos millares de escolares españoles han resultado estar en esta misma dirección. Bajo el lema "Conocer las Ciudades Patrimonio", los niños han aportado ideas para conservar el centro histórico de las urbes y han encontrado que el tráfico es el peor enemigo de las ciudades.