La planta de Suzuki en Manzanares (Ciudad Real) solicita la regulación de empleo para cuatro meses

La Dirección de la factoría ha pedido un expediente de regulación de empleo para cuatro meses, como consecuencia de la adaptación de los motores Diesel que fabrica a la nueva normativa comunitaria sobre la emisión de gases al exterior.

El presidente del comité de empresa de la fábrica, Juan Jiménez Contreras, ha explicado que este problema no supone peligro alguno para los puestos de trabajo del centro, sino que se trata de algo temporal, acorde con la situación que atraviesa la empresa.
Jiménez ha indicado que la Dirección de la factoría, en la que trabajan 182 personas, consideró en un principio solicitar la regulación de empleo durante un año, aunque al final se tuvo en cuenta la opinión del comité de empresa, que piensa que en mayo se solucionarán los problemas técnicos.
Asimismo, ha asegurado que los representantes de los trabajadores han aceptado el expediente a cambio de que la Dirección de Suzuki en Manzanares abra una mesa de negociación para estudiar la prejubilación de entre 24 y 26 empleados mayores de 55 años, cuyos puestos se repondrían con empleados más jóvenes.
Este esfuerzo, en opinión del comité de empresa, debería ser correspondido por la multinacional con la búsqueda de nuevas alternativas y productos para no tener que estar a expensas de Santana Motor, ya que, aunque no dependen económicamente de esta firma, sí es uno de sus principales clientes.
La regulación de empleo podría aceptarse en los próximos días y entrar en vigor a principios de la semana que viene, indicó el representante de los trabajadores.