La patronal de las autopistas se ofrece a pagar el Plan de Carreteras

El trato es meridiano: ellos pagan la mitad del ambicioso Plan de Carreteras del Gobierno y éste, en contraprestación, les permite cobrar peajes sobre los nuevos trazados. Para Aseta, esto permitirá construir más y aproximarse a Europa.

La patronal de las autopistas se ofrece a pagar el Plan de Carreteras
La patronal de las autopistas se ofrece a pagar el Plan de Carreteras

El Gobierno quiere construir antes de 2007 un total de 5.700 nuevos kilómetros de vías de alta capacidad. Esto supone un coste total de 19 billones de pesetas.
La Asociación de Sociedades Españolas Concesionarias de Autopistas, Túneles, Puentes y Vías de Peaje, ATESA, está dispuesta a costear al menos la mitad de ese presupuesto a cambio de poder cobrar peajes en las carreteras que financien.

Luis Feito, presidente de esta patronal, considera que los peajes son menos malos de lo que la gente piensa, puesto que alivian la carga de los presupuestos generales del Estado. Son incluso "baratos", según este directivo.

Por otra parte, Aseta ha hecho resumen del estado de cuentas de sus afiliadas. La congelación de tasas aprobada por el Gobierno en 2000 supondrá unas pérdidas para el sector de más de 60.000 millones de pesetas desde ahora hasta el final de la vida útil de las infraestructuras.
Aseta ha llevado su protesta contra la congelación ante el Tribunal Supremo, que aún no se ha pronunciado. Feito espera que les dé la razón, como ya hizo en 1997 cuando se produjo otra congelación de tarifas.
El promedio que pagan los conductores españoles es de 400 pesetas por peaje, menos de 10 pesetas por kilómetro. "El coste por kilómetro se ha incrementado desde 1980 un 60 por ciento menos que el IPC", sostiene Feito.

En 2000, las empresas concesionarias sumaron unos ingresos de 166.000 millones de pesetas y dieron trabajo a 3.8000 trabajadores.

Los mejores vídeos