La OPEP establecerá sus próximas medidas según la evolución del mercado

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) observará el mercado petrolero en los próximos días para determinar qué medidas tomará en su próxima reunión, que se celebrará el próximo 26 de septiembre en Viena.

El ministro venezolano de Energía, Álvaro Silva, señaló ayer en rueda de prensa que la OPEP sigue trabajando para estabilizar los precios del petróleo y adelantó que "es posible que no haya necesidad" de realizar movimientos al alza o a la baja, que se podrían decidir en la próxima reunión.

La organización observará durante los próximos 20 días el efecto del último recorte sobre el mercado energético mundial, decidido por la entidad el 25 de julio y hecho efectivo desde el 1 de septiembre. Esta reducción, de un millón de barriles diarios, fija la producción total de la OPEP (excepto la iraquí) en 23,2 millones de barriles por día, el nivel más bajo desde marzo de 1999.

En total, junto a los recortes que entraron en vigor en febrero (1,5 millones de barriles/día), el suministro de la organización se ha reducido un 13 por ciento desde principios de 2001.

Silva declaró que la OPEP reaccionará frente al mercado tomando las medidas que sean "convenientes" y señaló que esta entidad no espera "oscilaciones bruscas" en los precios del petróleo en lo que resta de año.

Asimismo, el ministro venezolano agregó que en la reunión de los once países se harán esfuerzos por estabilizar los precios del mercado petrolero mundial para que el barril de crudo (159 litros) se mantenga en 25 dólares (4.632 pesetas).

Silva afirmó que la banda de precios de la OPEP es un mecanismo "orientador" que está funcionando y que "no impide efectuar decisiones de otra naturaleza". Esta banda tiene como límite mínimo los 22 dólares (4.076 pesetas), como máximo, 28 dólares (5.188 pesetas) y su paridad central es de 25 dólares.

Ante las críticas surgidas, Silva insistió en que las decisiones de la OPEP no se han tomado con el ánimo de producir "una escasez o un encarecimiento artificial de los precios".

Ayer, el petróleo venezolano se cotizó a 22,23 dólares (4.119 pesetas) por barril, cifra que eleva en 40 centavos el precio de la semana pasada y sitúa en 21,98 dólares el promedio del año.

Repsol YPF ganó 207.150 millones en el primer semestre
Repsol-YPF anunció ayer un beneficio neto de 1.245 millones de euros (207.150 millones de pesetas) en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 8,8 por ciento respecto al mismo período del 2000, según informó ayer la compañía.

Este resultado, el mejor de la petrolera en su historia, la convierte en la primera empresa española no financiera por beneficios, situándose por delante del Grupo Telefónica.

Los ingresos operativos ascendieron a 22.461 millones de euros (3,7 billones de pesetas), un 4,5 por ciento más que en el primer semestre del año pasado.

El beneficio operativo se redujo un 3,9 por ciento, hasta 485.847 millones de pesetas, mientras que el cash flow (beneficio más amortizaciones) creció un 0,4 por ciento y se elevó hasta los 516.000 millones de pesetas.

Por áreas de negocio, el resultado operativo de la actividad de Exploración y Producción se redujo un 18,6 por ciento, hasta los 255.569 millones de pesetas. Este descenso se debe a la rebaja en el precio de la cesta de crudos, que ha pasado de 25,6 dólares por barril a 24,2 dólares por barril (un barril=159 litros; 1 dólar=185 pesetas).

Sin embargo, el beneficio operativo del área de Refino y Márketing aumentó un 43,1 por ciento y se elevó a 137.472 millones de pesetas.