La nueva Ley de Tráfico entra en vigor

Por fin, después de casi un año de trámites finales, entra en vigor la reformada Ley de Tráfico y Seguridad Vial. Las principales novedades que incluye el texto legal son la prohibición del empleo de teléfonos móviles en el coche y la incorporación de medidas reeducadoras sustitutivas del periodo de suspensión del permiso de conducir, o la reducción del 30 por 100 sobre la cuantía de la sanción.

La nueva Ley de Tráfico entra en vigor
La nueva Ley de Tráfico entra en vigor

La Ley se ha

Untitled Document

reformado</font color="#0033CC"> después de 10 años de estar en vigor y se ha visto modificada en 38 de sus 84 artículos. Ahora se ha adaptado a la tecnología y necesidades de nuestros días. Los diputados que trabajaron en su elaboración aseguran que se cerró el texto en un clima de consenso y con el ánimo inspirador de salvar vidas.

Así, se ha buscado reforzar la seguridad de los ocupantes de los coches con medidas como la prohibición de teléfonos móviles o emisoras de banda ciudadana a bordo de los coches. Estos elementos sólo podrán utilizarse si se integran en los equipos de sonido y permiten llevar siempre las manos al volante.

En el mismo sentido se ha regulado la obligatoriedad de llevar ropa reflectante en el coche para utilizarla cuando los ocupantes se bajen de él y evolucionen a su alrededor en la vía pública, por ejemplo para cambiar una rueda pinchada.

También con ánimo de proteger, pero mucho más controvertida, es la prohibición de que los niños menores de siete años viajen en moto como "paquete". Los menores de 12 sólo podrán hacerlo si viajan con uno de sus padres o un tutor legal y siempre que lleguen con los pies a los estribos y lleven un casco que les proteja convenientemente.

Más y más duras sanciones
El

Untitled Document

apartado sancionador </font color="#0000CC"> , siempre polémico, también ha sido modificado sustancialmente. Se han introducido siete nuevas Untitled Document

infracciones </font color="#0000CC"> con sus multas, entre las que destacan las multas de 60 euros por llevar en el coche anti-radares, o por hacer señales a otros vehículos para advertir de la presencia de la Guardia Civil de Tráfico u otras policías.

También se sancionará la circulación de vehículos lentos por autovías, aunque, en los entornos de las ciudades, las bicicletas podrán hacerlo por los arcenes siempre que no haya alternativas. También se les permitirá circular en grupo.
Otras sanciones recién llegadas responden a la prohibición de parar el coche en zonas reservadas a minusválidos, ir en bici sin elementos reflectantes o abrir las puertas del vehículo en marcha. Todas ellas se penan con 30 euros de multa.

Dentro del articulado sancionador también cambia la gravedad de las infracciones. Así, se mantiene la división de las faltas entre leves, graves y muy graves, pero se amplían los casos que entran en el tercer escalón y, cuando se acumulan tres faltas graves en dos años, se retira el permiso de conducir. Esto puede provocar que, con tres multas por ir a 180 en autopista (falta muy grave), el infractor perderá definitivamente su licencia. Concretamente los límites de velocidad son uno de los puntos que más se han endurecido. Superar la velocidad máxima puede llegar a costar hasta 602 euros, el doble que ahora. Se considerará falta muy grave superar en más del 50 por ciento el límite de velocidad establecido. Cuando se haya hecho tres veces en dos años, se perderá el carné para siempre sin remisión posible. En los casos de retirada temporal, se podrá cumplir el castigo de modo fraccionado. Quizá esta reglamentación tan exhaustiva para la retirada de carné sea una de las principales novedades, y de las más duras para los conductores.

Reeducar a los infractores
A cambio, y para suavizar este endurecimiento punitivo, se introduce el concepto de reeducación. En virtud de esta idea, los infractores podrán pasar por cursos especiales que les rehabiliten como conductores. Con estos cursos, se podrá reducir la sanción en un 30 por ciento de su cuantía.

Este espíritu de regeneración se complementará con un mayor apoyo a la educación vial en los colegios. También se contará con las autoescuelas para intensificar la tarea educativa.

Además, se podrá reducir la cuantía por pronto pago. Este descuento crece hasta el 30 por ciento.

Tras analizar el nuevo corpus legal, Multauto, una empresa especializada en reclamar multas, considera el aumento del número de infracciones y la aparición de la reincidencia y la redención de penas como principales novedades. También destacan que los cambios en los plazos de caducidad y prescripción de las sanciones y procedimientos (ambos periodos crecen) provocarán que los ciudadanos tarden más en saber cuál es el resultado de su gestión. En resumen, Multauto asegura que la Ley podría haber sido mejor.

Para explicar mejor estos cambios, el Comisariado Europeo del Automóvil, CEA, organiza unas jornadas de trabajo en las que tomará parte Ana Torme, diputada del PP encargada de dirigir la reforma de la Ley. También incluyen en su

web un apartado</font color="#0000CC"> para explicar mejor los cambios.

Ahora queda que los organismos correspondientes redacten los reglamentos que regulen cada apartado del tráfico y la seguridad vial.
Los ayuntamientos, por ejemplo, deberán revisar sus ordenamientos municipales de circulación. El de Madrid ya ha advertido que piensa cobrar todas y cada una de las multas que imponga.

Si quieres saber más, también puedes leer el reportaje que publicamos cuando se aprobó el texto legal. Lo tienes

Untitled Document

aquí</font color="#0033CC">
Los mejores vídeos