La M-45 mejorará el transporte de dos millones de personas

La autopista M-45, que vertebra los municipios y barrios del suroeste de Madrid, facilitará los desplazamientos de los dos millones de personas que habitan en San Fernando de Henares, Vicálvaro, Vallecas, Villaverde, Getafe, Leganés y Carabanchel.

La M-45 mejorará el transporte de dos millones de personas
La M-45 mejorará el transporte de dos millones de personas

Las empresas adjudicatarias de la M-45, la nueva autopista que unirá pueblos y nuevos barrios en el sur de Madrid con la capital, han previsto un volumen de tráfico diario de unos 80.000 vehículos. Sin embargo, habrá que esperar algunas semanas para comprobar lo acertado de estas predicciones, pues, según afirma Luis Eduardo Cortés (vicepresidente y consejero de Obras Públicas del Gobierno regional), hasta que los conductores conozcan la ruta habrá poca circulación. "En pocas semanas se conocerán las auténticas repercusiones de esta carretera y creo que tendrá una especial importancia para los camiones, que evitarán las zonas actualmente conflictivas", ha asegurado.

Con el fin de absorber esta media de tráfico diario, las constructoras decidieron habilitar tres carriles por cada sentido, en lugar de dos, como se había hecho en las pistas madrileñas en los últimos años. Así, la carretera no se quedará pequeña en poco tiempo. Además, Cortés ha comentado que existen "vías de servicio suficientes y una gran mediana que permitirá, si es necesario, hacer un carril más en cada sentido". La M-45 se completa con unos arcenes exteriores de 2,5 m, con los que se trata de evitar situaciones peligrosas en el caso de detenciones de urgencia.

Los conductores podrán utilizar la nueva autopista a partir del próximo jueves. Desde ella, podrán acceder a 18 carreteras, entre las que destacan la N-II, N-III, N-IV, N-401 y M-40. La inversión realizada para la construcción de la M-45 (más de 420 millones de euros, 70.000 millones de pesetas) se financiará mediante el sistema de "peaje en la sombra", en el que las compañías adjudicatarias asumen los gastos a cambio de recibir un canon de la Administración según el número de vehículos que pasen por la vía, sin que los usuarios de la misma tengan que pagar.

Para contabilizar los automóviles, existe un sistema de control bajo el suelo que recopila los datos y los envía a una central en la que se cuentan los vehículos según su categoría. El dispositivo llega a detectar cuándo un coche se cambia de carril, contabilizando un sólo paso cuando se invaden dos carriles.

Además, las concesionarias de la autopista cobrarán más cuanto menor sea el número de accidentes registrado en la vía y si el mantenimiento de la misma es el adecuado.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.