La Junta recomienda extremar la precaución ante la activación de la alerta naranja por lluvias

El Sistema de Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de Gobernación y Justicia de la Junta, recomienda extremar la precaución ante la activación de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de la alerta naranja por precipitaciones acompañadas de tormentas con probabilidad de granizo en la provincia de Córdoba hasta las 23,00 horas de este jueves.

A través de un comunicado, recomienda una serie medidas de prevención para disminuir los riegos y contribuir a la seguridad de la población. En primer lugar, el Teléfono Único de Emergencias aconseja a los ciudadanos mantener la calma y permanecer atentos a las indicaciones de la Agencia Estatal de Meteorología, Protección Civil, las autoridades u organismos intervinientes, transmitidas a través de sus efectivos desplazados al lugar o de los medios de comunicación.

En caso de fuertes precipitaciones por lluvias, se aconseja retirar del exterior de las casas todos aquellos muebles y objetos que puedan ser arrastrados por las lluvias para evitar accidentes, así como desconectar todos los aparatos eléctricos de la vivienda.

Igualmente, no se debe acampar ni estacionar vehículos en los cauces secos de los ríos o arroyos o en las orillas de éstos. De este modo, se evita que el ciudadano pueda verse sorprendido por una súbita crecida de agua o una riada.

Por lo que respecta a las personas que viajen en vehículos, se les recomienda extremar la precaución, respetar en todo momento las normas de circulación, y mantenerse en todo momento informadas de la situación a través del teléfono 112 o las emisoras de radio.

En caso de que el conductor se vea sorprendido en el interior del vehículo por una lluvia torrencial y el agua empiece a subir de nivel en la carretera o el vehículo se quede atascado, los ocupantes del vehículo deben prepararse para abandonar el coche y dirigirse a zonas más altas.

Asimismo, si al cruzar una corriente con el automóvil el agua sobrepasa el eje del vehículo debe también abandonar el lugar sin pérdida de tiempo y trasladarse a un lugar más alto. Si el vehículo está sumergiéndose en el agua y los ocupantes encuentran dificultades para abrir la puerta, deben salir por las ventanillas lo más rápido posible y dirigirse a un lugar seguro.

Si se encontrara con una balsa de agua, debe atravesarse con velocidad corta y avanzando muy despacio para que el agua no salpique el motor y pueda pararlo. A posteriori, es recomendable comprobar el buen funcionamiento de los frenos.

No es aconsejable, aunque se conozca perfectamente su trazado, avanzar con su vehículo por una carretera inundada o cruzar un puente oculto por las aguas. La fuerza de la corriente podría arrastrar el vehículo. Además, se debe evitar viajar de noche, dado que en estas horas los peligros son más difíciles de detectar. TORMENTAS

En caso de tormentas, se deben cerrar puertas y ventanas para evitar las corrientes de aire en casas y viviendas, pues éstas atraen los rayos. Además, es conveniente desconectar los aparatos eléctricos y las antenas de televisión.

Si la tormenta sorprende en la calle, hay que tener cuenta que el abrigo de los edificios protege del riesgo de descargas. No hay que cobijarse nunca debajo de árboles, sobre todo, si están solitarios, ni tampoco en colinas, cimas de los montes o árboles altos, y sí buscar zonas bajas. También deben evitarse pequeños edificios, graneros y cobertizos; tiendas de campaña y automóviles descapotables.