La industria no se conforma con el ''Talante Zapatero''

“Es ’regresivo’ gravar la compra de un coche y no su uso". Los importadores tienen claro que España debería cambiar su fiscalidad. Ya han hecho llegar sus peticiones al Gobierno, pero –según comentan- no esperan resultados.

Vuelven los distintivos autonómicos a las matrículas
Vuelven los distintivos autonómicos a las matrículas

Desde que Rodríguez Zapatero llegó al Gobierno, miembros de su Administración se han sentado en reiteradas ocasiones a escuchar a los principales responsables de la automoción española. Incluso el hecho de crear un Ministerio de Industria fue valorado por estos representantes como algo muy “positivo". Sin embargo, todo parece quedarse en buenos modales. El presidente de la Asociación de Importadores de Automóviles (Aniacam), Germán López Madrid, alaba la voluntad de diálogo que el Gobierno muestra con el sector, pero duda de que este talante se plasme a medio plazo en resultados concretos. La petición de Aniacam es muy clara: cambio de fiscalidad y mayor flexibilidad en el mercado laboral. López Madrid asegura que “es mucho más regresivo gravar la compra que el consumo". “Yo entiendo que este Gobierno debe dar ejemplo de progresividad en su política fiscal y esto se consigue mejor gravando el mantenimiento que la adquisición", ha explicado. ¿Por qué se necesitan estos cambios? Aniacam cree que el año 2005 será más flojo en ventas. Los particulares ya no acuden tan alegremente a los concesionarios y ellos son el mayor foco de rentabilidad del sector. Por ello, según asegura, “es mejor vender a canales poco rentables que asumir el coste real de la no producción". Aniacam también ha reiterado su rechazo a las matrículas autonómicas. Según López Madrid, es ilógico que se tenga que pagar 18 euros por eliminar el distintivo autonómico, cuando esta cantidad debería aplicarse a la inversa, es decir, que aquel que quiera lucir el distintivo lo abone.