La Guardia Civil investiga si el niño del accidente de tráfico de Vecindario (Las Palmas) estaba muerto antes del choque

La Guardia Civil investiga si el niño de 10 años que falleció esta mañana en lo que pareció inicialmente un accidente ya estaba muerto antes del impacto, según indicaron a Europa Press fuentes conocedoras de la investigación.

En concreto, el niño tendría marcas que inicialmente apuntan a heridas producidas por arma blanca, con lo que parecen hasta tres puñaladas. Además, la Guardia Civil habría encontrado sangre en la vivienda del padre del chico, lo que incide aún más en esa línea de investigación.

Además, testigos presentes en el lugar han explicado a los agentes de la Benemérita que vieron como el hombre prendía fuego al maletero del coche --un Nissan Primera-- antes de la propia colisión del vehículo.

El varón, que responde a las iniciales F.J.B.C., tenía en su pesar una orden de alejamiento contra su pareja que finalizó en marzo de 2008 (dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de San Bartolomé de Tirajana), pero en la actualidad no estaba vigente ni ésta ni ninguna de otro tipo.

La citada orden le prohibió durante unos 7 meses acercarse a su pareja a menos de 500 metros, así como a su domicilio o comunicarse con ella por ningún medio. F.J.B.C. tenía 51 años, era originario de La Coruña (Galicia) y actualmente residía en Arinaga, en la isla de Gran Canaria.