La Guardia Civil aprehende en Candanchú (Huesca) más de 800 kilos de hachís

Más de 800 kilos de hachís han sido incautados en Candanchú (Huesca) por la Guardia Civil en una operación antidroga iniciada por el Servicio de Aduanas de Francia, en la que no se han producido detenciones.

La intervención de los agentes españoles se produjo al solicitar su colaboración la gendarmería francesa para localizar un vehículo que se había dado a la fuga en un control, en el cual se había interceptado otro automóvil con una importante cantidad de hachís.

El vehículo huido entró en territorio español por el puerto de Somport y fue localizado una hora más tarde, sin ocupantes, en las proximidades de la estación de ferrocarril de Canfranc, ha informado hoy la Subdelegación del Gobierno en Huesca.

Fruto de la documentación encontrada en este vehículo se mantuvo abierta la operación policial, que ha permitido encontrar anoche, estacionado en Candanchú, otro vehículo de alta gama propiedad de un francés, en cuyo interior se han descubierto 805 kilos de hachís.

Las policías española y francesa sospechan de que la droga era transportada por cuatro vehículos franceses, dos que hacían de lanzadera y otros dos cargados con el hachís, y que tenían como destino a Francia.

La droga incautada ha quedado a disposición del Juzgado de Jaca (Huesca), mientras que las investigaciones de los agentes franceses, en colaboración con la Guardia Civil, continúan para esclarecer los hechos.