La grúa puede acabar con la efectividad de los parquímetros

La grúa sólo retira 35 coches al día de las 34.000 plazas de aparcamiento en las que funcionan los parquímetros en la capital de España. Este hecho puede provocar un mayor incumplimiento entre los conductores que, al no contar con la amenaza de retirada del vehículo, pueden eludir la obligación de pagar.

Los responsables municipales están muy satisfechos con los resultados que están deparando los parquímetros en Madrid. En los tres meses que han pasado desde la puesta en marcha de este servicio, el consistorio de la capital ha ingresado 3,8 millones de euros, lo que le ha reportado, descontado lo que paga a las tres empresas privadas que gestionan los parquímetros, un beneficio de 913.089 euros,

Este éxito podría transformarse en fracaso por la actuación de la grúa. Ésta, en los primeros días, resultó muy efectiva e intimidatoria para los conductores madrileños, llegándose a retirar un centenar de vehículos cada día. Sin embargo, la escasa actividad de la que ha hecho gala en estos tres meses (1.100 coches al mes, 35 al día) puede provocar que los usuarios eviten pagar los parquímetros.

Por el momento, y según datos del ayuntamiento, el grado de cumplimiento de los madrileños es de más del 95 por ciento.