La grúa en Barcelona, a los tribunales

“Salteadores de caminos", “atracadores"… En la última comisión del Ayuntamiento de Barcelona se han oído acusaciones muy duras. El incremento espectacular de los precios de la grúa ha dividido tanto a los partidos catalanes que CiU ya ha amenazado con llevar el caso a los juzgados.

Los accidentes en las rondas de Barcelona siguen bajando
Los accidentes en las rondas de Barcelona siguen bajando

El Ayuntamiento de Barcelona –socialista- ha aprobado un aumento del 25,5 por ciento de la tasa de la grúa municipal para el año 2004. La medida era, según sus promotores, fundamental para “impulsar el civismo". Sin embargo, el incremento ha levantado demasiadas suspicacias entre el resto de grupos políticos que se preguntan “¿qué paga en realidad el usuario en este servicio?". Para Convergencia i Unió, como ha expresado su concejal Sònia Recasens, en la grúa se han incluido “gastos impropios", como la mensajería, la publicidad o la contratación de empresas privadas de grúa para que se hagan cargo de los coches abandonados. Los socialistas no niegan que en la grúa –como en la mayoría de los servicios- hay costes indirectos. En el caso de la grúa, estas cargas suponen el 10 por ciento del precio total, algo que, a juicio de su portavoz José Cuervo, es “absolutamente razonable".El problema está en que a CiU no le cuadran las cuentas. Según sus cálculos, los costes indirectos suponen más del 30 por ciento del precio. Por eso, si no rectifican, están dispuestos a presentar un recurso contencioso administrativo contra el propio Ayuntamiento. A pesar de que el debate parecía ser un cara a cara entre CiU y PSOE, el PP aportó las críticas más duras. La popular Emma Balseiro equiparó el afán recaudatorio del Ayuntamiento con actitudes de “salteadores de caminos".
Sin embargo, CiU siempre ha sostenido que la grúa es deficitaria. Para el año 2003, prevén perder cerca de seis millones de euros. Con los nuevos precios, los resultados de 2004 cambiarán considerablemente: esperan ingresos de 20 millones de euros.