La Generalitat cree que el cierre de Lear tendrá "consecuencias mínimas"

La Generalitat de Cataluña está haciendo todo lo posible para que el cierre de Lear tenga las "consecuencias mínimas" para la comarca. Así lo ha señalado el presidente del Gobierno catalán, Jordi Pujol, que se ha mostrado confiado de que así será.

Pujol ha mostrado su esperanza de que la localidad ilerdense de Cervera (donde se encuentra Lear) se recupere de la pérdida de la multinacional de componentes. "Cervera y su entorno en un radio de 30 kilómetros tienen una situación geográfica muy buena para captar industria, ya que pronto tendrá acabada la autovía de la N-II, que es la carretera más importante de España que no es de pago, tiene el Eje Transversal y tiene agua para las industrias".

El presidente de la Generalitat ha indicado que la crisis de Lear "ha evidenciado el potencial de Cervera" y que, en un plazo de seis meses o un año, el tejido empresarial de la zona reabsorberá los puestos de trabajo destruidos. "Afortunadamente, entre las indemnizaciones y el subsidio de paro, la gente (en referencia a los 950 trabajadores de Lear que se quedarán sin empleo) tiene margen para ir encontrando una solución".