La "farsa" del recambio original del automóvil llega a su fin, según talleres y recambistas

El grupo de trabajo Ecar-España, que reúne a talleres, distribuidores y fabricantes de recambios, ha asegurado que, en general, los consumidores piensan que los componentes de los automóviles son fabricados por las propias marcas, cuando, en realidad, el 83 por ciento de las piezas para coches procede de compañías ajenas a los constructores.

La "farsa" del recambio original del automóvil llega a su fin, según talleres y recambistas
La "farsa" del recambio original del automóvil llega a su fin, según talleres y recambistas

La propuesta sobre el nuevo reglamento de distribución de automóviles en la Unión Europea, presentada la semana pasada por el comisario de la Competencia Mario Monti, continúa provocando reacciones encontradas. Ahora, los talleres y fabricantes de recambios de automóviles españoles se han sumado a la polémica, aunque para romper una lanza en favor de la nueva norma.

Ecar-España, el grupo de trabajo que reúne a estos colectivos, ha elogiado los cambios introducidos por la Comisión Europea en el sector de la distribución, ya que, en su opinión, "pondrá fin a la farsa mantenida por los constructores de automóviles sobre el recambio original".

La entidad destacó que el texto presentado por Bruselas define el recambio original como aquel que procede del fabricante que lo produce, que tiene el derecho y la obligación de marcarlo con su nombre. Hasta ahora, según Ecar, el origen de la pieza de repuesto quedaba "disfrazado" en cajas con el nombre de la marca de automóviles, "confundiendo a los usuarios sobre su procedencia". De hecho, el grupo de trabajo ha señalado que el 83 por ciento de los recambios de coches procede de fabricantes ajenos a las marcas, mientras que los usuarios, en general, piensan que los componentes proceden de las compañías automovilísticas.

Los ingresos de los concesionarios se reducirán a la mitad
Las consecuencias del nuevo reglamento propuesto por Monti serán especialmente negativas para los concesionarios, que, según un estudio de Accenture, verán disminuir sus ingresos a la mitad hasta el año 2010, debido a los cambios en el sistema de distribución del sector.

La consultora ha realizado este informe (llamado "Diagnóstico estratégico de la competitividad del sector de recambios para automoción en España") para la patronal de los talleres, Sernauto. Dicho estudio afirma que la tecnología, la logística y la nueva norma europea serán las tres claves de futuro para este segmento de la industria.

Las conclusiones de Accenture destacan que los proveedores asumen cada vez más funciones no tradicionales, mientras los mercados virtuales -Internet- ganan transparencia, por lo que son cada vez más utilizados para realizar gestiones.

Según el informe, las instalaciones productivas del sector mantendrán su ritmo de crecimiento hasta 2010. La adaptación de los talleres al futuro los llevará a potenciar la oferta de servicios integrales, mientras que los fabricantes de componentes podrán acceder a nuevos usuarios, convirtiéndose en proveedores de servicios, no sólo de piezas.

Ante esta situación, los beneficios de los concesionarios bajarán, por lo que sus estrategias de posventa tendrán que cambiar, dirigiéndose hacia la fidelización de la marca y los programas de bonificaciones.

De momento, Faconauto (asociación de concesionarios españoles de automóviles) iniciará, a partir del 1 de marzo, una serie de reuniones con los representantes de Anfac (asociación de fabricantes) y Aniacam (importadores), destinadas a establecer una estrategia común que permita planear modificaciones al nuevo reglamento de distribución y venta de vehículos.

Los concesionarios han afirmado que no renunciarán a la protección de las inversiones que han realizado durante años, a la seguridad jurídica que les niega el nuevo reglamento -y que les deja mucho más indefensos en su relación con los fabricantes- ni a la necesidad de mantener la unión de venta y posventa, al menos en lo referido a las reparaciones en garantía y a las que tengan que ver con el medio ambiente y la seguridad.

Juan Arévalo, presidente de Faconauto, y el secretario general de la asociación, Blas Vives, consideran que el consumidor no se beneficiará con una rebaja en los precios, sino que éstos crecerán como consecuencia de la unificación de importes en toda la Unión Europea.