La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche

La DGT ha realizado una campaña en redes sociales a favor de las piezas con garantía y oficiales de los distintos elementos mecánicos y técnicos del vehículo. Huye de las piezas “falsas" o pirata por sus posibles riesgos.

La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche
La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche

Lámparas o luces, amortiguadores, airbags, pastillas de freno… desde la Europol (la Oficina Europea de Policía) se alerta de lo siguiente: una gran mayoría de elementos técnicos y mecánicos de un vehículo se piratean, es decir, existen empresas fraudulentas que venden como auténticas determinadas piezas que no cumplen con las homologaciones técnicas y de seguridad pertinentes, con los consiguientes peligros que ello conlleva.

Sobre el mercado existente de piezas pirata para el automóvil, la DGT acaba de alertar en redes sociales de los peligros de dichos componentes. En un reportaje de hace unos meses publicado en la revista Tráfico y Seguridad Vial de la DGT, se explica de forma concienzuda todos los peligros y riesgos que atañen las piezas no homologadas y, por tanto, piezas que pueden tener defectos y resultar muy peligrosas.

La propia Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (SERNAUTO), también ha alertado de la situación: “existe un gran desconocimiento entre los usuarios. Los conductores normalmente no son conscientes de que el recambio que se les ha instalado en su coche o que están comprando es falsificado".

La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche

La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar piezas pirata en tu coche (Imagen: DGT)

Piezas pirata en tu coche, claves para la seguridad

Que un vehículo pueda llevar piezas pirata o falsificadas es peligroso para la seguridad vial y la propia integridad física de las personas que se hayan podido ver envueltas en un accidente. Al respecto, desde SERNAUTO se señala la importancia “de que se produzca un accidente por el mal funcionamiento o la deficiencia de una de estas piezas".

Identificar un recambio falso o pirata es complicado, ya que un buen número de conductores no suele revisar de forma concienzuda si la pieza que ha comprado o ha instalado cumple o no con los estándares técnicos de homologación y seguridad.

Los riesgos y peligros de una pieza pirata o falsa en tu coche

-Escobillas: sus componentes de mala calidad pueden provocar un desgaste prematuro y rápido, algo que repercute directamente en la visibilidad en la conducción y, por tanto, a que el conductor fuerce más la vista. Asimismo, sus componentes defectuosos pueden provocar que se suelten mientras se está conduciendo o mientras se están accionando en caso de lluvia.

La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche

La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche

-Baterías: las baterías pirata que no cumplen con los estándares de fabricación y de seguridad oficiales pueden provocar a su vez diversos problemas a otros componentes del sistema eléctrico del vehículo, fallos en el ordenador de a bordo, se pueden descargar con facilidad y pueden provocar un aumento en el consumo de combustible.

-Iluminación-luces-lámparas: las lámparas o bombillas pirata pueden reducir la visibilidad en la conducción, así como una mala iluminación en curvas e intersecciones, además de poder deslumbrar a los conductores que circulan en sentido contrario.

-Amortiguadores: los amortiguadores pirata, piezas clave para el buen funcionamiento de las suspensiones, pueden provocar que la distancia de frenado se alargue, además de acelerar el desgaste de frenos, rótulas y neumáticos.

La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche

La DGT avisa de los riesgos de comprar y usar estas piezas para tu coche

-Frenos: los riesgos en este sentido son claros: mayor distancia de frenado y, por tanto, mayores posibilidades de sufrir un accidente por impacto.

-Filtros: usar filtros de aceite, de aire y de combustible pirata pueden provocar graves problemas mecánicos al motor, además de incrementar el gasto de combustible. En el caso del filtro del habitáculo, si es falso o pirata se produce una menor protección a las personas por respirar un aire lleno de impurezas y de gases nocivos para la salud (ozono y dióxido de nitrógeno, principalmente).

-Catalizadores: unos catalizadores falsos o pirata pueden hacer aumentar las posibilidades de incendio, además de provocar diversos daños en el motor y de incrementar la emisión de gases nocivos al aire que respiramos (monóxido de carbono, hidrocarburos sin quemar y óxidos de nitrógeno).

-Neumáticos: un neumático pirata que no cumple con los estándares de seguridad se desgasta más rápido (aumentando las posibilidades de sufrir un reventón o un pinchazo), su dibujo y banda de rodadura pueden tener efectos negativos en el agarre/motricidad, aumentando, por tanto, la posibilidad de perder al control en una situación de emergencia. La durabilidad de este tipo de neumáticos falsos o pirata también es menor con el paso de los kilómetros.

-Airbags: sí, como lo lees, también se han detectado ya varios casos de airbags falsos o pirata. En estos casos, se pueden no llegar a activar en caso de impacto; en otros casos, al activarse y estallar de forma no controlada, provocan astillas en los cristales que a su vez pueden dañar a los ocupantes del vehículo.