La crisis se refleja en el crecimiento de los turismos más baratos

La crisis de confianza de los consumidores se ha reflejado en la fuerte subida que ha tenido el segmento de los coches urbanos más pequeños, los de precio más accesible.

En el mercado automovilístico español, que ha matriculado en mayo 72.442 turismos, un 8,2 % más que en el mismo mes de 2011, este segmento conocido en la jerga del automóvil como Micro, ha crecido en términos interanuales en mayo un 48,4 %.

Aunque en cuestión de volumen no es de los más importantes (4.674 matriculaciones en mayo) su evolución se hace cada vez más ostensible, ya que, si en mayo del año pasado tenían una cuota del 4 %, un año después han evolucionado hasta el 6,4 %.

Si la referencia del segmento Micro se hace sobre los cinco primeros meses del año, las 19.018 matriculaciones que registra son un 20,3 % superiores a las de enero-mayo del año pasado.

Otro segmento que no pierde su fuerza es el de los todoterrenos pequeños o crossover que han avanzado en mayo un 16,4 % y en el acumulado anual un 8,3 %.

Reflejo de la crisis en sentido opuesto han sido los desplomes en mayo del segmento de lujo (43,8 %), de las todoterrenos grandes (39,8 %), de los todoterrenos de lujo (29,8 %) de las berlinas de alta gama o ejecutivo (27 %) y de los modelos deportivos (27,4 %), es decir, donde se concentran precios por encima de los 40.000 euros.

El núcleo gordo del mercado está en los llamados segmentos urbano y compacto con los pequeños, medio bajo y medio alto, que copan el 65 % de las ventas de mayo.

Este trío de segmentos ha sumado 47.075 matriculaciones mensuales, un 13,5 % menos que las 54.424 del mismo mes del año pasado.