La Comisión aprueba el plan de saneamiento de Santana Motor

La Comisión Europea dará su aprobación al plan de saneamiento de Santana Motor el próximo martes 23 de octubre, tal y como han adelantado fuentes comunitarias hoy viernes.

El Plan de Acción para Santana (PAS), un conjunto de medidas sociales e industriales que ha elaborado la propietaria de Santana Motor, la Junta de Andalucía, en colaboración con dirección y sindicatos de la misma para sanear la compañía, será autorizado el próximo martes por la Comisión Europea, según han informado fuentes comunitarias.

El pasado lunes el presidente de la empresa, Salvador Durbán, acudió a Bruselas para entregar en mano a los miembros de la Comisión los últimos detalles sobre el citado plan.

La autoridad comunitaria parece, por tanto, que dará el visto bueno a un proyecto que permitirá que Santana Motor continúe la producción de modelos bajo licencia del fabricante Suzuki, así como el vehículo propio PS-10.

El Plan incluye además una serie de medidas de carácter laboral para la reducción de la plantilla y la venta de diez líneas de negocio a otras tantas empresas, con la consiguiente recolocación de los empleados en las nuevas firmas.

La Junta ha cifrado el coste total de esta actuación en torno a los 40.000 millones de pesetas. De momento, ya se han desembolsado 9.000 millones.

El comité abandona las negociaciones
Por su parte el comité de empresa de la compañía ha reafirmado que no seguirá negociando los contenidos del Plan de Acción para Santana hasta que la Junta de Andalucía, no retire el expediente de extinción de contratos que afecta a 451 trabajadores de la empresa, que pasarán a las líneas privadas.

Esto significa que la convocatoria de huelga para el próximo lunes se mantendrá, pese a que se tuvieran esperanzas de que eso no fuera así.