La CECU pide que se vete la armonización fiscal de los carburantes

En Europa, de media, se paga un impuesto sobre carburantes muy superior a lo que se paga en España. Los reglamentos de la Unión obligan a que estas tasas se igualen en todos los países, algo que, hasta ahora, ha sido vetado por el Gobierno español. La CECU pide que se mantenga el veto.

El Ejecutivo de Aznar acaba de asumir la presidencia de turno de la Unión Europea y en la agenda de los próximos seis meses figura el debate sobre la armonización fiscal de los carburantes.

De llevarse a cabo, el precio de los combustibles en España subiría notablemente.

La Confederación de Consumidores y Usuarios, CECU, ha pedido al Gobierno que mantenga su habitual veto a esta armonización fiscal. Consideran que "semejante decisión no está justificada en la medida en que las rentas españolas son notablemente más bajas que las del resto de los países de la Unión Europea", motivo por el cual, los consumidores de nuestro país podrían resultar perjudicados.

También señalan en la CECU que, de producirse la subida, la inflación se vería realmente afectada. Recuerda la CECU que el Gobierno acaba de subir los impuestos de los carburantes unas cuatro pesetas para financiar las transferencias sanitarias, dejando abierta la puerta para una nueva subida a través del tramo autonómico del impuesto.

El Gobierno ya se enfrentó hace unos días a preguntas sobre la armonización. Entonces, Rodrigo Rato, ministro de Economía y presidente del Ecofin, el consejo de ministros europeos de Economía y Finanzas, señaló que la armonización sólo se llevaría a cabo si la Unión Europea promueve una liberalización amplia y real del sector de hidrocarburos en todo el continente.

Los mejores vídeos