La capital aragonesa se adhiere, desde este lunes, a la campaña de respeto al semáforo en rojo

La Policía de Zaragoza se adhiere a la campaña de respeto al semáforo en rojo que pone en marcha la DGT entre el 22 y el 28 de octubre con objeto de aumentar la sensibilización de todos los usuarios del espacio público, reforzando la seguridad vial.

Los argumentos que sustentan esta nueva campaña de vigilancia en la que se suman las acciones de la DGT y de la Policía de Zaragoza se encuentran en la importancia de los semáforos y de las señales luminosas como elementos para reducir los accidentes en las vías urbanas, especialmente los atropellos y las colisiones.

En el Barómetro de Opinión de los Ciudadanos que elaboró la DGT en febrero de 2011, se pone de manifiesto que los encuestados no consideran entre las principales causas de accidente el saltarse los semáforos, sin embargo, sí perciben la peligrosidad de esta infracción, que valoran con 9,47 puntos sobre 10.

De hecho, pasar un semáforo en rojo puede tener graves consecuencias porque se trata de un momento en el que se incrementa la potencia del vehículo para rebasar la señal luminosa con rapidez.

Tras el exceso de velocidad, el incumplimiento más habitual en las áreas urbanas del país, según datos de la DGT de 2011, tiene que ver con la falta de respeto a la prioridad, y dentro de ester apartado, ignorar las indicaciones de los semáforos representa el 17% de las infracciones. No obstante, se trata de porcentajes que van disminuyendo progresivamente.

Por otra parte, y según esos mismo datos, en 2011 hubo 806 accidentes con víctimas por no respetar un semáforo, de ellas, 15 fueron mortales. En Zaragoza, el 94% de los accidentes que se producen en la vía pública tienen su origen en una infracción (3.255), de los que un 6% (190) se ocasionan por no respetar la fase roja de un semáforo.

En la capital aragonesa se han realizado diversas campañas específicas dirigidas a conseguir un mayor respeto a los semáforos, como parte del Plan de Seguridad Vial que se aplica de manera permanente desde 2003 y que ha conseguido reducir notablemente el número de heridos graves y de fallecidos por accidente de tráfico en la ciudad. No obstante, existe una gran preocupación por los peatones y por los motoristas, considerados la parte más vulnerable de la movilidad.

La campaña que se desarrollará la semana que viene se dirige a todos los elementos que forman parte de la movilidad urbana, conductores, ciclistas y peatones, porque todos tienen responsabilidad a la hora de crear entornos más seguros.

La Ley de Tráfico tipifica como falta grave no respetar un semáforo en vías urbanas y conlleva la pérdida de cuatro puntos del carnet de conducir y una multa de 200 euros.

Los mejores vídeos